Su poderoso magnetismo hacia que las mujeres de cualquier edad cayeran rendidas a sus pies por el amor. Rasputín tomaba lo que deseaba al poder de su mirada. Mujeres, sexo, dinero y violencia se mezclaban por igual en una desordenada e incansable vida religiosa. Jamás en su vida se bañó o lavó. Su cuerpo despedía un olor rancio que lo identificaba inmediatamente. Este olor para Rasputín era el "estado de gracia" y así fue conocido en su vida. Comía con las manos, aduciendo que los cubiertos de mesa eran "pecaminosos y sacrílegos”. Sin embargo, lo cierto es que los milagros se repetían a la llegada de Rasputín. Casos desesperados para la ciencia eran curados al simple contacto de sus manos cubiertas de suciedad. Jamás fue monje.

 

Grigori Rasputín

el Monje Loco

 

Nació en en Pokróvskoie (Siberia)  en 1872, y falleció en 1916, fue un místico y cortesano ruso. Sus padres Iefim Andreievich Resputin y Ana Iegorwna, tuvieron dos hijos: Mischa y el conocido Rasputin.
Rasputín, significa en ruso algo así como "libertino". Sin ninguna formación, no aprendió a leer ni a escribir. Trabajó durante algún tiempo de cochero y jardinero. Desde su infancia, hacía valer con orgullo sus dotes paranormales ante las gentes de su pueblo. En el año 1889 se casó con
Praskovia Fyodorovna Dubrovina con la que tuvo tres hijos: Dmitri, Varvara, y María. Se sabe que engendró más vástagos con otras mujeres.

 Abandonó a su familia en 1901 y viajó a Grecia y a Tierra Santa para poder formarse junto a monjes ortodoxos en el monasterio de Vekhoture. Sus famosas orgías escandalizaron a la opinión pública rusa y circularon rumores de que conspiraba en favor de Alemania. Se le conocía por el sobrenombre del Monje Loco y su comportamiento comenzó a suscitar odios.

 

Compartio virtualmente el poder con el Zar Nicolás II, La zarina Alejandra Fiodorovna, fue  quien lo presentó a la familia imperial con una carta en la que no regateaba en elogios: He aquí a Grigori Yefimovich, que en un hombre sencillo. Habiéndose presentado como curandero milagroso y especializado en tratar a señoras más o menos neuróticas, sus intimidades con las esposas de altos funcionarios fueron la comidilla de los salones. Durante su juventud Rasputín, vivió entre orgías y prostitutas, aunque llegó a casarse y tener 4 hijos. Con el tiempo cobró fama de curador, adivino y místico.

Tubo mucha influencia sobre la familia imperial rusa en la época previa a la Revolución. Convenció a la zarina de que podía aliviar los sufrimientos del heredero del trono de Rusia, Alexis Nikoláievich, afectado de hemofilia. El niño padecía de la "enfermedad de los Nobles" o hemofilia. Un raro padecimiento de la sangre propio de los matrimonios entre primos cercanos. La sangre no coagula y el menor arañazo puede desencadenar una hemorragia progresiva que lleve a la muerte. 

Aprovechando que los zares se hallaban en Polonia, los enemigos de Rasputín lo obligaron a abandonar la corte. Sin embargo el destierro duró muy poco. Meses más tarde el hemofílico zarevich Alexis sufrió una fuerte hemorragia nasal. Todos creyeron que moriría, pero la zarina llamó a Rasputín y éste se puso a rezar junto al lecho del enfermo. Al cabo de un momento se incorporó y declaró: Agradeced al Señor que me ha prometido, por esta vez, la vida de vuestro hijo. Al día siguiente, el niño manifestó una notable mejoría, con lo que la dependencia de la familia imperial respecto al curandero llegó a ser absoluta.
El zar Nicolás II se ausentó de San Petersburgo para poner personalmente al mando de sus tropas en el frente, dejó a la zarina Alejandra a cargo de los asuntos internos de Rusia y nombró a Rasputín su consejero personal: el amenazada imperio de los zares caía así virtualmente en manos de un autócrata semianalfabeto.

Rasputín llegó a tener tanto poder dentro del palacio de los zares que prácticamente no había decisión que no pasase por su juicio. La aristocracia rusa no veía con buenos ojos la presencia de aquel hijo de campesinos analfabetos en asuntos gubernamentales. Sin embargo era tal la capacidad de convicción, y el terror que su firmeza ejercía sobre todo, que nada pudo detener su escalada dentro del poder del gobierno del zar Nicolás II.

 

---------------------------------------  SU MUERTE  --------------------------------------

Para el 29 de diciembre de 1916, Felix Yussupov (a quien Rasputín había curado), y un grupo de nobles, entre los que se encontraban; el doctor Sukhotin, el duque Purichkevich y el gran conde Pavlovich, habían ideado, deliberado y resuelto, matar a Rasputín. Conocido era en la corte, el amor que Rasputín sentía por la princesa Irina, esposa de Yussupov. En base a esto y con el pretexto además, que una sobrina del zar se encontraba indispuesta, le invitaron a una fiesta en el palacio de los  Yussupov. (En el sótano del palacio hay una exposición dedicada a Grigori Rasputín y la historia de su asesinado ilustrada con figuras de cera (puede ser visitada solamente con una visita guiada reservada previamente).

 Rasputín fue el único en llegar, así le condujeron al sótano, donde habían servido manjares. Suficiente cantidad de cianuro de potasio como para matar a varios hombres se había echado en ellos.  Yussupov, bajó al sótano, donde lo vio comiendo desesperadamente y bebiendo abundante vino; Rasputín fijándole la mirada le dijo; ¿me parece que algo quieres decirme?, mira a esa pared Rasputín. Al efecto; Yussupov le disparaba tres balazos por la espalda. Hay quienes dicen que el príncipe al apuntar el arma, pidió fuerzas a Dios para matar al demonio, disparándole al corazón. Aquel terror humano había caído, al ruido de los disparos, los demás bajaron a ver lo ocurrido celebrando el deceso. Sin embargo, en horas de la madrugada, cuando pensaban arrojarlo al Río Neva; Rasputin se levantó, mientras Yussupov se quedaba momentáneamente paralizado, los otros huían horrorizados. Alargando las manos Rasputín para alcanzar al príncipe, este ya escapaba hacia arriba lanzando gritos de terror. La puerta del salón fue arrancada demoníacamente por el Monje, al volver los otros nobles en ayuda de su compañero, tumbaron al suelo a Rasputin, siendo golpeado fuertemente en la cabeza por Purischkevich. Para consumar el hecho, llamaron a dos soldados, que con barras de hierro, le quebraron los huesos; Rasputín fue arrojado al Río Neva. La necropsia revelaría después, que Rasputín se había ahogado. María, hija del monje loco, relataría posteriormente, que Yussupov, antes de matarlo, lo violó junto con sus cómplices, y que luego lo castraron. La Revolución Rusa y Lenin acabaron con los Romanov tomando el poder; Yussupov huiría a París, donde moriría en el año 1967.


 

HECHOS CURIOSOS

Los papás eran muy campesinos, y ser campesino (mujik) en Rusia en esa época era preocupante. A los doce años, su hermano Mixcha cayó al rio Tura, y Rasputin sin pensarlo se lanzó de inmediato para salvar su vida. Lo consiguió, pero poco después su hermano moriría a causa de una neumonía. Entonces Rasputín, contrajo una fiebre de origen desconocido, todos lo atribuían al trauma que estaba pasando por la muerte de su hermano. Recibía visitas de sus vecinos continuamente, ya que era un chico muy querido por todos. Había demostrado un buen hacer como granjero y amante empedernido de los animales, concretamente por los caballos. Sabía cuidarlos como nadie e incluso cuando algún caballo de la zona enfermaba, se le llamaba para que Rasputín lo curara.  Pero la pérdida de su hermano no sería su única desgracia, pronto perdió a su madre, y la hermosa granja donde vivía por causa de un incendio.

En Junio del año 1914, Rasputín estuvo a punto de morir ya que una vieja amante desfigurada por la enfermedad de la sífilis lo ataco cruelmente con un cuchillo. Sobrevivió a semejante ataque pero estuvo hospitalizado mas de un mes. Para evitar otro ataque el Zar  y dar protección al monje lo mando a custodiar 24 hs al dia.

  Rasputín, había profetizado su muerte, escribiéndole al Zar, quien se encontraba en los campos de batalla durante la primera guerra mundial: “Siento que moriré antes del primero de enero, si soy asesinado por plebeyos, y especialmente por mis hermanos los campesinos rusos, nada tendrás que temer, tu trono se asentará por cientos de años y tu hijo será Emperador y Zar, pero si soy muerto por nobles, mi sangre permanecerá en sus manos por veinticinco años, tendrán que abandonar Rusia, los hermanos se enfrentarán a los hermanos, el odio dividirá las familias, y el país se quedará sin nobleza o imperio”.

  Sus últimas predicciones alarmó a la familia imperial, ya que consideraba que veía muy pronto el fin de la familia Romanov  y que todos morirían. Parece ser que fue enterrado en una fosa, cerca del palacio de St. Petersburgo con la única compañía de la zarina y un monje con todos los honores por la Emperatriz Alexandra que estaba inconsolable. La revolución eliminó a la familia imperial en Octubre de 1917. Los eran asesinados en masa. Los pocos que lograron escapar de Rusia solo confirmaron la predicción del Monje que no podía morir... la maldición que éste dejó caer sobre ellos...”Desaparecerá la nobleza en Rusia". Rasputín predijo que si el moría los Romanov no vivirían más de dos años, el murió en 1916 y los Romanov en 1918.
 

  En Francia la esposa de Yussupov demandó en 1933 a los estudios de cine norteamericanos Metro Goldwyn Mayer por el film de 1932 "Rasputin y la Emperatriz " en que la Princesa Irina Aleksandrovna aparece conectada sexualmente por Rasputin. Al perder la demanda, MGM cortó la escena lo que volvió incomprensible el cambio de actitud que vive el personaje en el curso del film, primero a favor del Monje y luego de total temor hacia el. El triunfo legal significo, primero en una Corte ingles, una compensación de 127.373 dólares, pues la Princesa presento una demanda separada en cada país en que se estreno el film, y luego, en un acuerdo extrajudicial, 250 mil dólares, todas sumas elevadísimas para la época, pagadas además en plena época de la Depresión. Como consecuencia de tan gravosa demanda se incluyo en las películas, a contar de entonces, la famosa frase "Todo parecido con personas o situaciones reales es mera coincidencia ..."

  Matriona, o Maria,  la hija de Grigorii Rasputín, escribió 3 memorias sobre su padre, la primera de ellas en Paris, en 1932. En Francia demando a los asesinos de su padre luego de que Yussupov escribió sus memorias confesando el asesinato de su padre pero las cortes francesas se declararon sin jurisdicción sobre un crimen político cometido en suelo ruso. Fue casada con Boris Solovev, quien murió en 1926 de tuberculosis y que en vida embauco a muchas familias adineradas buscando apoyo para sacar de Rusia a Anastasia, la hija menor de la Familia real que supuestamente había sobrevivido al fusilamiento a manos de los bolsheviques en Ekaterinburg y que el supuestamente había logrado encontrar, labor para la cual tenia muchas candidatas.  Maria trabajo en Europa como bailarina de cabaret en Rumania y domadora de leones, donde era presentada como la hija de Rasputín, de ese modo llego a Estados Unidos donde cambiaria de actividad tiempo después de una accidente en el circo y viviría el resto de su vida hasta morir, en septiembre de 1977. Dejo 2 hijas.

  En Estados Unidos vive un bisnieto de Rasputín, John Neckmerson, quien visitando el Museo erótico en San Petersburgo afirmo que correspondía efectivamente a Rasputín pues el suyo era equivalente al que se mostraba en la exposición, afirmación, por cierto, mas que discutible y muy risible.  Muy probablemente todo no fue mas que un asunto de marketing, un ardid por parte de Igor Kniazkin, el sexólogo creador del Museo erótico de San Petersburgo para promover su museo. Segun Igor, adquirió el órgano de Rasputín de una francesa quien lo habría adquirido de una dama de la corte rusa, amante de Rasputín.

Felix Yussupov tenia una familia que era una de las mas ricas de Rusia. Era descendiente de Ali que fue el primo y yerno de Mahoma que gobernó durante el imperio Rashidun de 656 a 661. E 1914 contrajo nupcias con la Princesa Irina Aleksándrovna Románova, sobrina del Zar Nicolás II, con la que tuvo una hija, la Princesa Irina Yusúpova. La boda  fue considerada morganática pero fue la ultima boda de un miembro de la familia imperial con todo el esplendor de la corte de San Petersburgo. A pesar de la homosexualidad de Félix, estuvieron casados por 53 años. Félix fue en su momento, compañero de tertulias y disipadas de Rasputín, el cual anhelaba conocer a su bella esposa Irina. La persecución desatada en 1918 contra los Románov lo obligó a abandonar Rusia con su esposa y su hija.  De su inmensa fortuna solamente logró llevar consigo un millón de dólares en joyas y dos pinturas de Rembrandt. Se estableció en París, donde su generosidad para con los exiliados rusos se hizo legendaria. Escribió una autobiografía, titulada Esplendor perdido. Murió en París en 1967, a los 80 años de edad.

Los Yussupov eran gran coleccionistas de arte y sus colecciones eran conocidas aun fuera de Rusia. En 1918, después de la Gran Revolución Socialista de Octubre, el Palacio Yussupov fue expropiado y las obras de arte fueron vendidas a martillo (la parte de ellas fue entregada al Hermitage Después de la revolución la mayor parte de la colección fue transferida al Hermitage ),pero se ven todavía los rastros de la increíble riqueza de los dueños antiguos del palacio en sus salas: las arenas y candelabros que adornan cada habitación y el corredor, y el magnifico teatro privado que se ve como una miniatura del Teatro Mariinsky.   En 1958 los interiores del palacio sufrieron mucho dańo por un incendio y las obras de restauración duraron mucho tiempo. El palacio ha sido registrado en el catalogo nombrado "Mansiones Europeas Privadas de Interés" de la compañía británica "Weidenfeld and Nicholson". Paseando por las salas del Palacio Yussupov  que esta guardando un sentido del futuro se puede conocer sobre el refinado lujo, exquisito gusto, esplendor de la vida de la nobleza rusa,  familiar y tragedias humanas del pasado.

PALACIO YOUSOUPOV EN MOSCÚ, CERCA DEL KREMLIN

 

 

 


 


 

 

 

  

  •  Todas las imágenes e información aquí publicados han sido obtenidas de Internet, todas pertenecen a sus creadores. Si en algún momento algún autor, marca, etc. no desean que estén aquí expuestas, ruego nos contacten  para poder tomar las medidas oportunas.. Si alguno de sus autores desea que sean retirados le ruego que me lo comunique por e-mail, no pretendemos aprovecharnos de sus trabajos, solo darlos a conocer. En cualquier caso, si podes aportar  alguna información  de interés,  lo podes enviar vía e-mail para ampliar información.