Martirio de los Cristianos en el Circo Romano El emperador romano Nerón (s.I d.C) ordenó la mayor matanza de cristianos de la historia antigua. Los cristianos arrojados a las fieras en el circo abonaron con su sangre el suelo de Roma y lo hicieron fértil para la Santa Iglesia Católica.  La tradición cristiana ve a Nerón como el primer perseguidor de los cristianos y como el asesino de Pedro y Pablo. También existe la creencia de que Nerón es el Anticristo.

Nerón

A Tiberio sucedió Calígula A Calígula le sucedió Claudio, a quien siguió Nerón.

 

Nerón era hijo del senador Domicio Aenobarbo y de Agripina la Menor, hermana de Calígula. Agripina también era biznieta de Augusto y nieta de Tiberio.  Nerón se llamo Lucio Domicio Ahenobarbo.  Por consiguiente, descendía por línea materna de Julio César, de Augusto y Marco Antonio, estos últimos sus tatarabuelos. Agripina se casó con su tío, el emperador Claudio, y logró que este adoptase a Nerón, declarándolo heredero. Nerón, ultimo de los emperadores de la familia julio-claudia, fue el mas extravagante de todos ellos.


A lo largo de la historia, en su eterna guerra contra el Creador, el demonio manifestó su maldad de diferentes maneras. En el año 54 de la era cristiana, un monstruo cruel y depravado llegó al trono de Roma para instaurar el reinado más terrorífico que recuerde la memoria humana, no superado hasta ahora por ningún otro. Los cristianos fueron las víctimas principales de ese período.

 

Agripina envenenó a Claudio e hizo que el niño de sus ojos, fuera proclamado emperador.

Agripina

 Claudio

Agripina había querido desde un principio hacer de su hijo Nerón todo un emperador. Pero había un problema: el sucesor legítimo de Claudio (ahora padre -o padrastro- de Nerón), era su hijo Británico. Ella ni se inmutó, sabía que Nerón sería el próximo emperador. Sólo tendría que aguardar. Llegó el tiempo y fue así como preparó su plan. Agripina se dio mañas para conseguir de una conocida hechicera un veneno que habría de administrárselo a Claudio. Más tarde, gracias a la complicidad de uno de los criados del emperador logró que entre los hongos, uno de los platos favoritos del emperador, se le agregara el fatídico menjurje. El brebaje había sido aplicado. Claudio ni cuenta se había dado. A pesar de que los platos del gobernante eran previamente ingeridos por un esclavo, el inocente y tonto Claudio fue engañado por medio de una sutil artimaña. La astuta Agripina hizo creer a los asistentes que el emperador, debido a su embriaguez, había perdido el sentido. Llevado a sus aposentos, su muerte fue anunciada al tercer día.
 

NerónEl 13 de octubre del año 54 ascendió al trono de Roma el último representante de la estirpe de César: Lucio Domicio Enobarbo, años antes rebautizado Nerón, al contraer nupcias su madre, la cruel Agripina, con Claudio emperador.  El mundo ignoraba entonces que quien se sentaba en el trono del mayor imperio de la Antigüedad era un monstruo perverso y depravado, que habría de cometer las peores crueldades de que la humanidad tenga memoria.  Nerón nació de un parto dolorosísimo  y nació de pie y a partir de estas señales los augures concluyen que será rey y que matara su madre.

En un principio, el joven Nerón, rodeado de los mejores hombres de la época, entre ellos el filósofo Séneca y el comandante Afriano Burro, inició un gobierno prudente, que se prolongó por espacio de cinco años. Sin embargo, el nuevo soberano no tardaría en demostrar su feroz naturaleza.

Reino de terror
En el año 55 Nerón mandó asesinar a su hermanastro Británico; en el 59 a su madre, de la que había sido amante y en el 62 a su esposa Octavia, hija de Claudio y hermana de Británico. Casado con Popea Sabina, una de sus amantes, mandó envenenar a Burro y desterró a Séneca, iniciando así su reinado de terror.

Nerón tenía veleidades de músico y poeta y no toleraba crítica alguna. Hizo ejecutar a varias personas por quedarse dormidas durante la lectura de sus obras y arrancarle la lengua a otras que osaron criticarlas.

En cierta ocasión, viajó a Grecia para participar de los juegos olímpicos y como nadie se animó a competir con él, se alzó con un total de 16 triunfos en las carreras de carros, pese a que en una oportunidad cayó del rodado en plena competencia.
Nerón ambicionaba edificar en Roma un gran palacio, idea de la que poco después derivó otra: la edificación de una nueva capital que llevaría su nombre. Comenzó por expropiar varios sectores de la urbe sobre los que hizo avanzar sus jardines.

 

 

Mas amores de Nerón

Sabina Popea- Dioforo -Actea  - Mesalina - Esporo- Aulo Plaucio

La vida amorosa de Nerón fue poco más que azarosa. Casado en el año 53, con apenas once años con su hermanastra Octavia, tal matrimonio nunca llegó a consumarse. No se sabe si por inapetencia de Nerón o por otra cosa. Lo que sí se sabe es que más tarde ella sería asesinada por orden del propio emperador. Claudia Acte fue otra de sus queridas. Como amante de Nerón, Acte tuvo mucha influencia en el Imperio Romano, convenció a Nerón que no mantuviera relaciones incestuosas con su madre por temor a su propia seguridad, advirtiéndole de las posibles repercusiones políticas y sociales si se hiciera público.  La amó con  intensidad que por su propia causa, nuestro biografiado decide asesinar a su propia madre, Agripina. Luego, desplazada Octavia, acusada de haber cometido adulterio, Nerón se casa con Sabina Popea. Es Sabina, según parece, quien más deslumbra al emperador; tal vez la mujer por la que más afecto sintió. Popea se hizo famosa en Roma por su belleza y coquetería, implantando en la sociedad romana nuevos métodos de belleza, como sus baños en leche de asna para mantener su juventud y, al igual que las emperatrices que la precedieron, abusó de su poder cometiendo injusticias. Falleció en el 65 a causa de un puntapié en el vientre dado por Nerón, al parecer cegado por los vapores del vino, estando Popea embarazada, lo que le provocó un aborto y su posterior muerte. Arrepentido, la lloró y la enterró después de un enorme cortejo fúnebre que ofreció en su honor. Vendría luego Messalina (con quien se casara el año 66), y le acompañara en una gira artística.

 

(No olvidemos que Nerón era también -o él mismo se creía- artista). Eran recorridos llenos de fiestas y de orgías donde al final de estas, hombres y mujeres terminaban en su lecho.

 

Poco después se desató el horror...

SABINA POPEA

Torre de Mecena desde la cual Nerón contempló
el incendio de Roma

 

El incendio de Roma
Era evidente que desde hacía tiempo Nerón tramaba algo y pronto se supo de que se trataba. El 19 de julio del 64 se desató en Roma un pavoroso incendio que redujo a cenizas a tres de los catorce barrios de la ciudad y provocó considerables daños en diez de los once restantes, entre ellos numerosas villas senatoriales. Centenares de personas murieron abrazadas por las llamas y otras miles resultaron heridas mientras que las pérdidas fueron incalculables. No tardó en saberse la verdad. Nerón, impaciente por dar forma al proyecto de su gran capital, ordenó incendiar la ciudad. No por nada se hallaba en Anzio, su villa natal, cuando estalló la catástrofe. No por nada comenzó la edificación del Domus Aurea una vez acabado el siniestro
2. Y no por nada el pueblo lo hizo blanco de las acusaciones tan rápidamente. Nunca antes, en ocasión de otros incendios, la población había señalado como responsables a sus gobernantes y tampoco lo hizo cuando un incendio espectacular se desató durante el reinado de Tito 3. Hoy en día, corrientes modernistas ponen en duda lo que hasta no hace mucho tiempo se sostuvo con total convicción. De un día para otro, el revisionismo innovador comenzó a hablar de un Nerón desesperado por organizar partidas de socorristas y atento a las necesidades de los damnificados. Pero los relatos de Suetonio, Tácito, Plinio el Viejo, Dión Casio y otros historiadores que vivieron mucho más cerca de los hechos son contundentes. “Con el pretexto de que había muchos edificios feos y viejos en Roma y muchas calles estrechas, incendió la ciudad. Se vio a esclavos mandados por él con antorchas quemando casas y depósitos de provisiones, y algunos edificios de piedra fueron destruidos con máquinas de guerra...La plebe tuvo que refugiarse en los monumentos públicos y los cementerios” .

 

el Domus Aurea

Uno de estos grandiosos edificios es el Domus Aurea, construido luego del gran incendio de Roma del año 64 d. C. –el mismo de la Lira de Nerón-. Esta Casa de Oro fue un ostentoso palacio que ocupaba 50 hectáreas entre las colinas del Palatino y el Esquilo. El lugar , construido para la grandilocuencia imperial del romano, incluía incrustaciones de oro, marfil y piedras precisos en sus paredes, además de pinturas de extraordinaria belleza. Nerón murió sin ver terminada su obra y, tras ser dañada por un incendio en el año 104, el emperador Trajano hizo cubrir sus ruinas y construir sus famosas Termas de Trajano. Excavaciones posteriores han descubierto el buen estado de conservación en que se mantienen las ruinas de este magnífico palacio de Nerón. Una particularidad es que sus paredes pintadas artísticamente aún pueden ser apreciadas por sus visitantes.

 

 

Se desata la persecución
Pronto comenzaron a correr voces de que había sido el emperador quien había ordenado el incendio. La gente no olvidaba su desagrado por las calles estrechas, el apiñamiento de los pobladores, el calor sofocante y los olores hediondos que afectaban la ciudad, sobre todo en verano. “Que después de mi muerte, el fuego destruya la Tierra – exclamó en cierta ocasión, agregando inmediatamente –
“No, será mejor viviendo yo”
.
Lo cierto es que el monstruoso crimen debió endilgarse a alguien y ese alguien fueron los pacíficos miembros de la comunidad cristiana que crecía considerablemente, no solo en Roma sino en toda Italia.

Brutales espectáculos
A la par que se le prometía a la gente pan, aceite y vino, la guardia pretoriana, al comando del feroz Tigelino, comenzó a arrestar a los cristianos para encerrarlos en las lóbregas prisiones de la ciudad. No tardaron en verse escenas espantosas. En el Circo, ante desaforadas multitudes de paganos, centenares de mártires inocentes fueron arrojados a los leones. Previo al número principal, se arrojaban niños con pieles de cordero fuertemente atadas alrededor del cuerpo para ser devorados por jaurías de lobos hambrientos.
Pero el espectáculo no solamente se limitó a las horas del día. Por la noche, el anfiteatro de Nerón se sembraba de estacas y cruces, y atados a ellas, los cristianos eran quemados vivos, entre alaridos de dolor que erizaban la piel de los presentes. Mientras esto ocurría, la bestia contemplaba todo desde su palco, complacido y sin que nadie se atreviese a reprocharle nada.

 

El fin de NERÓN año 69 después de Cristo

Según Suetonio y Dión Casio, el pueblo de Roma celebró la muerte de Nerón. Unos dicen que se suicidó, pero realmente Nerón murió de una manera extraña (una plaga de ratones se lo comieron vivo) en la Galia Cisalpina. Tras el suicidio de Nerón en 68, en las provincias orientales se estableció la creencia generalizada de que en realidad no estaba muerto y que en cualquier momento podría volver. Esta creencia se extendió de tal manera que se llegó a convertir en una auténtica leyenda popular. Nerón murió en el año 68 d.C., en el año catorce de su reinado, y a los treinta y dos años de edad.
 

 

después de  NERÓN gobernó VESPACIANO

 

HECHOS CURIOSOS

 

   La muerte de PedroLa Crucifixión de Pedro el apóstol , de Caravaggio, lo representa con la cabeza hacia abajo, de acuerdo con la tradición católica narra que Pedro acabó sus días en Roma, donde habría sido obispo, y que allí murió martirizado bajo el mandato de Nerón en el Circo Vaticano, sepultado a poca distancia del lugar de su martirio y que a principios del siglo IV el emperador Constantino I el Grande mandó construir la gran basílica vaticana. En 1939 el Papa Pío XII ordenó la excavación en los subterráneos del Vaticano para tratar de hallar una respuesta a la tradición que en aquel tiempo se ponía en duda (ante el desmentido de otras tradiciones): que el Vaticano era la auténtica tumba del apóstol Pedro. Las excavaciones duraron hasta 1949. Se encontró una necrópolis que se extendía de oeste a este en paralelo al Circo de Nerón. La necrópolis estaba inundada de tierra, posiblemente por ser la base de la basílica primigenia. Se encontraron cinco monumentos, el más antiguo databa del siglo II. Se incluía una parte de un edificio adosado a un muro revocado en rojo que servía de fondo para el más antiguo de los monumentos. En este edificio pequeño se encontraron unas inscripciones que datan de antes de Constantino, muestra de la devoción de los fieles. Una de las inscripciones señalaba "Petrus Eni" (Pedro está aquí). Asimismo, se encontró un lugar donde debería encontrarse la tumba pero no se halló nada. Por la evidencia dada, Pío XII suspendió las excavaciones y anunció que se había encontrado la tumba de Pedro.

 

Crucifixión de San Pedro en cruz invertida, bajo Nerón 64/67ca.Roma-Italia.



Los cristianos fueron muertos en las calles; otros eran cosidos en costales, luego embadurnados con pez y quemados vivos en los banquetes nocturnos que Nerón realizaba en sus jardines.

  Todos estos excesos obligaron a Nerón a seguir el consejo de su tutor: se suicidó clavándose un puñal con la ayuda de su siervo mientras el pueblo pedía a gritos su sangre. Su reinado no fue, después de todo, tan breve; duró 14 años, desde el 54 hasta el 68 d.C.

   En medio de tanto horror hubo algo que desconcertó a los romanos. Muchos de los cristianos perecían rezando o entonando himnos al Señor, incentivados por la presencia de San Pedro, llegado a Roma no mucho antes, para finalizar sus días en la colina vaticana crucificado cabeza abajo el 29 de julio del 64 d.c. . En el año 67 d.c. Nerón mandó decapitar a San Pablo y a otros mártires e hizo iluminar sus jardines con aquellas mismas antorchas humanas que la multitud contemplara en el circo, mientras se entregaba a sus frecuentes orgías y bacanales. Poco después mató de una patada en el vientre a la embarazada Popea y, enloquecido, hizo traer a un esclavo que se le parecía para castrarlo, vestirlo con sus ropas y comenzar a vivir con él.  Era la perversión en el trono. Era la locura y la maldad enquistada en el imperio.

  Llegó a violar a una vestal llamada Rubria. Además, en sus tiempos libres, ataba a hombres y mujeres a postes y se cubría con una piel de cualquier fiera con la que destrozaba los genitales de ellos.

   Al principio de su reinado se rodeó de casi todos los amigos que tuvo antes de subir al trono; pero estas amistades, aduladoras y viciosas, le sirvieron para su desenfrenada lujuria, que satisfacía en juergas verdaderamente épicas. Un amigo suyo llegó a cautivarle tanto, que, valiéndose de todos los medios imaginables, le hizo metamorfosear en mujer, cortándole los genitales. Este joven, llamado Sporus fue casado con Nerón, y aunque toda la corte sabía que era un hombre, el emperador impuso que se le rindieran los honores debidos a la mujer del César. Esta locura de la juventud fue acogida por todos los patricios con el natural disgusto; pero, como era tan cruel, tan pronto como llegaban a sus oídos las críticas de que se le hacia objeto, mandaba asesinar al que se permitía hacer juicios acerca de su moralidad.
Más tarde casó con Octavia, hija de su antecesor, el emperador Claudio; pero, poco después, la hizo, asesinar, lo mismo que a su ayo Burrho, a su maestro Séneca, a su amigo Lucano y a otros personajes, amén de a su madre, Agripina, a la que hizo abrir el vientre para ver el sitio donde él había permanecido durante nueve meses. Uno de los placeres favoritos de Nerón consistía en bañarse en unión de varios niños de pecho, a los que hacía que le succionasen
el miembro viril. Con niños de más edad cometió los actos de pederastia más abominables, y como le gustase algún joven, fuese de la clase social que fuese, se le hacía conducir a su cámara, donde abusaba de él.

  Petronio, el arbiter elentiarum, es un personaje en la corte imperial de Nerón, escribe Satyricon o Satírica, Cayo Petronio, es un claro ejemplo del epicúreo romano, prefirió pasar su vida en el placer y el lujo Quizá en el fondo no admiraba este modo de vida, por que en su obra parece burlarse implacablemente del lujo tosco y de mal gusto de personas que tienen más riqueza que cultura. Según este mismo autor, se convirtió en alegre compañero de Nerón, quien apelaba a él para imaginar nuevas diversiones y juegos de modo de pasar el tiempo placenteramente. Sin embargo como muchos de los amigos y asociados de Nerón, Petronio tuvo mal fin. Las sospechas de Nerón, que eran siempre fáciles de despertar, cayeron sobre él, y Petronio prefirió suicidarse antes que esperar la muerte a manos de otros. Se han descubierto relaciones literarias con Séneca, Plinio el Joven, Marcial y Apuleyo. El Satyricon encontrado está muy incompleto, pues poseemos de él, por lo que parece, una décima parte. Se trata de una novela escrita en primera persona, es decir narrada por uno de los personajes, en este caso el llamado Encolpio,  en la que se combinan diestramente la técnica de la narración de viajes con la sátira y la novela amorosa. Es famoso el episodio donde Petronio, narra la Cena de Trimalcion, uno de los clásicos de la Historia de la Gastronomía.

 La ciudad de Colonia, Alemania  data del año 50 d.C. y fue mandada fundar por el emperador romano Claudio quien se dice la creó en honor de su mujer la emperatriz Agripina, madre de Nerón, de la cual otras fuentes refieren que allí había nacido. El emperador Claudio quería convertir esta colonia en sitio de descanso para los veteranos de su ejército, para que a las orillas del río Rin tuvieran un sitio ideal para pasar sus últimos años después de haberle servido. La ciudad recibió el nombre de Colonia Claudia Ara Agrippinensis. Todavía en tiempos de Federico Barbarroja la ciudad era reconocida como Colonia Agrippina. Alli se encuentra La Catedral de Colonia de estilo neogótico, que comenzó a construirse en 1248 y no se terminó hasta 1880. Este edificio es el más visitado de Alemania.

Después de haber prostituído casi todas las partes de su cuerpo. imaginó como supremo placer cubrirse con piel de fiera y lanzarse desde una jaula sobre los órganos sexuales de hombres y mujeres atados a postes; y cuando había satisfecho todos sus deseos, se entregaba, para terminar, a su liberto Doriforo, a quien servía de mujer, como Esporo le servía a él mismo; y en estos casos imitaba la voz y los gemidos de una doncella que sufre violencia. Sé por muchas personas que estaba convencido de que ningún hombre es absolutamente casto ni está exento de mancha corporal; pero que el mayor número sabe disimular el vicio y ocultarlo con cautela: por esta razón perdonaba todos los demás defectos a aquellos que confesaban francamente delante de él su impudor.

De esta etapa de persecución las víctimas más insignes fueron : los príncipes de los apóstoles, mencionados anteriormente, san Pedro y San Pablo, el primero crucificado cabeza abajo junto al circo de Nerón, y el segundo decapitado en la vía Ostiense , así como Proceso, Martiniano  y la matrona romana Pomponia Graecina . "A la muerte de Nerón el año 68, la Iglesia gozó de paz y tranquilidad. La Dinastía Flaviana, representada por Vespasiano y Tito, la trató con la mayor tolerancia, olvidándose prácticamente de la ley de Nerón

Nerón hizo quemar a muchos cristianos a guisa de antorchas vivientes, en el Circo Máximo, fueron atados a postes vestidos con una túnica rociada de pez y de resina, para que sirvieran sus cuerpos en llamas de velas encendidas para iluminar la noche. De todas formas la hoguera fue un suplicio terrible y además frecuente.

 

 

 

Los doce césares

  1. Julio César
  2. César Augusto (octavio)
  3. Tiberio Claudio Nerón 
  4. Calígula
  5. Claudio
  6. Nerón
  7. Galba
  8. Otón
  9. Vitelio
  10. Vespasiano
  11. Tito
  12. Domiciano
  13.  

VISITE:

http://www.cayocesarcaligula.com.ar/grecolatinos/doce_cesares/index.htm

 

DOMINIO ROMANO (30 a.C. - 311 d.C.)

Octavo Augusto
Tiberio
Cayo Calígula
Claudio
Nerón
Galbo
Oton
Vespasiano
Tito
Domiciano
Nerva
Trajano
Adriano
Antonio Pío
Marco Aurelio
Lucio Vero
Commodo
Septimio Severo
Caracalla
Geta
Macrino
Diadumeniano
Alejandro Severo
Gordiano III
Filipo
Decio
Galo
Volusiano
Valeriano
Galieno
Macriano
Quieto
Aureliano
Probo
Diodeciano
Maximiano
Galerio
 

 

 

 

 
 

 

 

 


  •  Todas las imágenes e información aquí publicados han sido obtenidas de Internet, todas pertenecen a sus creadores. Si en algún momento algún autor, marca, etc. no desean que estén aquí expuestas, ruego nos contacten  para poder tomar las medidas oportunas.. Si alguno de sus autores desea que sean retirados le ruego que me lo comunique por e-mail, no pretendemos aprovecharnos de sus trabajos, solo darlos a conocer. En cualquier caso, si podes aportar  alguna información  de interés,  lo podes enviar vía e-mail para ampliar información.