Grecia está ubicada al sudeste del continente europeo, en la península del Peloponeso, sobre el mar Mediterráneo. Antiguamente era una zona poblada de bosques, con abundante flora y fauna. El terreno tiene gran diversidad de situaciones, montañas, llanuras, ríos, miles de islas, etc. Unos 1800 años a. de C. comenzaron a llegar a la península del Peloponeso pueblos arios de Asia Central y de Europa del Norte (aqueos, eolios, jonios y dorios) que se establecieron en sus diversas regiones. Las sucesivas invasiones hicieron que muchos se trasladaran a vivir a las islas y las regiones cercanas colonizando toda la geografía circundante (alrededor).Los pueblos vivieron separados, cada uno construía una ciudad y vivía en forma independiente de los demás. Esta forma de organización recibe el nombre de Ciudad-Estado o Polis. Las más importantes fueron Troya, Atenas, Esparta, Micenas, Olimpia y Tebas.

 

GRECIA 

 

Hazañas colectivas en la Mitología Griega

 

CURIOSIDADES

Principales templos griegos

 

MÚSICA GRIEGA

 

Grecia antigua
 

 

LA CERÁMICA GRIEGA

 

La vida de los Griegos

Los griegos son herederos de la sabiduría mesopotámica y egipcia, que en Tales de Mileto se conjugue ser el primer geómetra teórico y el primer astrónomo griego capaz de predecir la fecha aproximada de un eclipse de Sol.

   Mitología Griega

La tragedia griega

Aquiles

RESUMEN DE LA ILIADA

Astronomía en la antigua Grecia

LA GUERRA DE TROYA

LA CERÁMICA GRIEGA

POETAS GRIEGOS

 

METEORA EN GRECIA

Monasterios habitados, a 613 metros de altura sobre el nivel del mar y a 415 metros de altura sobre el lecho del río Peneo.

Museos destacados

 

COSTUMBRES

Los niños al cumplir 7 años de edad eran retirados de la familia y entregados a un tutor que los ejercitaba en trabajos físicos para fortalecer el cuerpo y soportar los sufrimientos. También les enseñaban a leer, música y el respeto por la patria y los ancianos. A los 20 años ingresaba al ejército del cual salían a los 60. Un espartano nunca podía casarse antes de los 30 años. "Un padre no era dueño de criar a su hijo. Desde que nacía, se llevaba a un lugar llamado lerché, donde se reunían los más ancianos de cada tribu. Allí era visitado y examinado; si estaba bien conformado y si anunciaba vigor, ordenaban que se le criase, y le asignaban como herencia una de las nueve mil partes de tierra. Si era contrahecho o de una débil complexión lo enviaban para ser arrojado de una sima inmediata al monte Taigeto, y que se llamaba los Apotetas. Pensaban que, estando destinado desde su nacimiento a no tener ni fuerza ni salud, no era ventajoso ni para él ni para el Estado dejarlo vivir".

Grecia - Persas

Una de las tragedias más grandes de Grecia fue su incapacidad de entender a los persas. El cuadro, obligadamente oscuro y sombrío, que tenemos de la Persia de aquella época; esa casi automática identificación que se hace entre lo "persa" y el llamado "absolutismo oriental", proviene de la distorsión griega que hemos heredado sin revisar. Nunca olvidemos una cosa: los griegos eran unos incurables, incorregibles y fenomenales mentirosos. Nos hablan de 600.000 persas en la batalla de Maratón con el mismo descaro con que hoy algunos políticos se ufanan de concentraciones masivas de varios cientos de miles de personas en una plaza de 10.000 metros cuadrados. Si dudan de lo que digo, hagan una cosa muy simple: tomen un mapa de Grecia. Fíjense en la superficie de la llanura de Maratón. Si alguien consigue meter a 600.000 guerreros peleando en ese espacio, me como el mapa. Las colonias griegas del Asia Menor siempre habían vivido rodeadas de "bárbaros", término que - dicho sea de paso - los griegos usaron para designar simplemente a todos los extranjeros. No se las habían arreglado mal con ninguno de ellos. Se habían llevado razonablemente bien con los frigios, los lidios y hasta con los asirios y los babilonios. Alrededor del 550 AC ya todas las ciudades griegas del Asia Menor se encontraban dentro de la esfera de influencia persa. Dicho sea de paso, tampoco los persas entendieron jamás a los griegos. La enemistad creció. Las colonias jónicas se rebelaron. Darío intervino y aniquiló la rebelión. Las ciudades jónicas fueron abandonadas a su suerte por la Madre Patria continental. Solamente unos veinte barcos atenienses molestaron un poco a la flota persa. El resto de Grecia se hizo la distraída y miró para el otro lado mientras los persas iban liquidando una ciudad jónica tras otra. Cuando, en el verano del 490 AC, la flota persa se hizo a la mar para ajustar cuentas con los demás griegos, el pánico entre las ciudades del continente se hizo bastante difícil de disimular. El miedo les hizo ver los famosos 600.000 persas con sus 600 trirremes allí en dónde solo hubo unas 100 naves y aproximadamente 20.000 hombres.

Los palacios de Cnosos y Festo

Los palacios de Cnosos y Festo, en Creta, son los restos minoicos más impresionantes. Los frescos de Cnosos permiten hacerse una idea de aquella espléndida civilización. En Santorini también quedan vestigios minoicos, pero los mejores frescos de la isla están en el Museo Arqueológico de Atenas. La civilización micénica tiene su mejor muestra en Micenas, al norte del Peloponeso. Allí se encuentra la famosísima Puerta de los Leones, abriendo el muro ciclópeo característico de las ciudadelas micénicas. Fuera del recinto fortificado está el Tesoro de Atreo, donde el arqueólogo alemán Schliemann encontró la famosa máscara funeraria (máscara de Agamenón) que se exhibe en el Museo Arqueológico de Atenas. Esta misma institución alberga la mayor parte de los hallazgos de Micenas, que demuestran la perfección formal y la suntuosidad del arte micénico. En Argos, Tirinto y otros puntos del Peloponeso también hay fortalezas ciclópeas micénicas. 

La isla de Delos

La isla de Delos a cuarenta minutos de navegación desde la bella isla de Miconos. Allá había nacido el dios Apolo después que Leto fue seducida por Zeus disfrazado de cisne. La isla de Delos se convirtió en el centro del mundo griego y un santuario de la Grecia antigua, dónde sus visitantes depositaban tesoros, celebraban su salud, vida y entre todo eso, se divertían en sus casas donde pasaban algunas temporadas. La palmera donde nació Apolo, cerca del lago Sagrado, está a la vista de cinco leones esculpidos en mármol blanco de Naxos, que están en guardia desde una terraza para proteger al dios Apolo. En este viaje, vemos, a vuelo de cisne, las terrazas con los dibujos en cerámica de sus delfines y el pequeño teatro griego donde se divertían con las comedias de Aristófanes o sufrían con las tragedias de Eurípides.   Cuando las guerras de Roma contra Mitrídates, Delos fue saqueada y su población aniquilada (88 a.C.), la isla siguió siendo arrasada en otras ocasiones como en el 69 a. C. por los piratas del Egeo. Finalmente, con la llegada del Cristianismo, el antiguo esplendor de Delos, tocó a su fin. En la actualidad, Delos conserva una sobrecogedora y austera belleza, pese a todos los daños sufridos con el tránsito del tiempo.

Los argonautas

Los argonautas son los marineros de la nave Argos. Eran 50 héroes más el timonel llamado Argos, que además de timonel era el constructor de la nave. Los aventureros eran, además de Jasón, Acasto (hijo de Delias) Hércules (héroe corpulento que no acabará el viaje) Cástor y Pólux (eran dos hermanos gemelos de Zeus y Leda) Linceo (tenia tan buena vista que podia ver a través de las cosas) Zetes y Calais (hijos del viento del norte Bóreas) Peleo (padre de Aquiles) Orfeo(músico que amansaba a las fieras. La nave Argos es para algunos la primera nave que se construyó en Grecia. Estaba hecha con la madera de un roble de Dodona y su mascarón que representaba a Hera era parlante. Argos significa rápido.

amantes del placer

Los griegos eran personas que daban mucha importancia al los aspectos sexuales de sus vidas, y veían al sexo como un origen infinito de placer; los griegos, amantes del placer, profundizaron mucho en las artes y variaciones que el sexo podía ofrecerles y mezclaban la vida cotidiana con un profundo aspecto divino y aplicaron esto a su cultura, inclusive a lo sexual. La mitología Griega está plagada de Dioses, semidioses, héroes, etc en las cuales se cuentan historias sexuales y de infidelidades terribles, esto ayuda a explicar la aceptación de tales prácticas en la sociedad, ya que sus modelos a imitar eran los dioses, y, si éstos podían ser infieles y tener sexo con mucha gente ( dentro de muchísimas historias acerca de Zeus, el Dios mayor, se observa que este tiene un sin número de aventuras con otras mujeres siéndole infiel a Era), era algo normal para el resto de mortales. Investigando encontré datos interesantes, como el que los Griegos tenían un culto a la virginidad, representada por la deidad Artemisa, que era una diosa virgen. La virginidad era para las mujeres como un tesoro, y la pérdida de ésta era como sellar una muerte lenta. Artemisa se casó con Endimión y fruto de esta unión salieron cincuenta hijas, estas formaban el séquito de su madre, todas eran castas y si se casaban tenían que abandonar la secta.

incendios forestales

Como todos los veranos, Grecia ha sido noticia por los incendios forestales que asolan al país. Las llamas han arrasado Grecia, poniendo en peligro tesoros de la humanidad como los restos de la antigua Olimpia, ante la desesperación de miles de ciudadanos que han visto como se quemaba medio país y la ineptitud de un gobierno que se ha visto desbordado ante la crisis. Como ya ocurrió en España con el 11-M, el partido en el Gobierno griego ha apelado a una supuesta trama conspiratoria para derribarlo por la oleada de incendios. Y como ya ocurrió en España, la sociedad griega no se lo ha creído. De hecho, anoche, más de 10.000 personas se manifestaron en Atenas para protestar por la forma en la que el Gobierno griego ha afrontado la crisis. Cientos de ciudadanos han tenido que enfrentarse.

 

 Plutarco

Plutarco escribe una voluminosa obra “De Iside et Osiri” sobre los dioses egipcios Isis y Osiris, estos textos nos revelan parte de la historia de Egipto por intermedio de sus leyendas. A los veinte años se desplazó a Atenas para estudiar matemáticas y filosofía. Fue discípulo del filósofo Ammonio Saccas. Aunque viajó por casi todo el Imperio, la mayor parte de su vida residió en Queronea, donde desempeñó numerosos cargos públicos. Estuvo vinculado a la Academia platónica de Atenas, y fue sacerdote de Apolo en Delfos. Debe su fama a Vidas paralelas, una serie de biografías de ilustres personajes griegos y romanos, agrupados en parejas a fin de establecer una comparación entre figuras de una y de otra cultura. Se conservan 22 Vidas, que constituyen una importante fuente de información sobre la Antigüedad por la gran cantidad de anécdotas y detalles históricos que contienen. La sobriedad del relato y el sentido dramático de la obra ha sido fuente de inspiración de grandes escritores, entre ellos William Shakespeare.

Hace tres mil años

Las excavaciones en un predio de la isla de Cefalonia, en el oeste de Grecia, revelaron la presencia de una cripta con tres tumbas que no han sido profanadas y de un teatro, de la época romana, según informa hoy la prensa ateniense. El descubrimiento durante la construcción de una vivienda y de una cisterna fue hecho en diciembre de 2005 en la localidad de Fiscardo, y los arqueólogos han trabajado desde entonces y han encontrado también cántaros de cristal y de cerámica, joyas de oro y objetos de bronce con relieves y monedas. La cripta, de dimensiones de 8,20 metros por 5,80, tiene tres sepulcros y uno de ellos representa la fachada de una vivienda y los arqueólogos expresan su emoción por el hecho de que la puerta se abre y cierra con facilidad, como hace tres mil años. Además, la cripta contiene otras dos tumbas de piedra. En declaraciones recogidas por la prensa, Andreas Sotiriou, experto del servicio nacional de arqueología, afirmó que se ha descubierto por primera vez en el grupo de las islas Eftaniasa un odeón o un pequeño teatro casi intacto de 7,65 metros de largo y con cuatro líneas de butacas, además de un lugar para la orquesta de 5,45 metros de diámetro. Los científicos incluyen los descubrimientos en el predio de Fiscardo con otros provenientes de tiempos romanos en las cercanías, como los vestigios de un patio rodeado de ruinas de viviendas y de un cementerio. Fiscardo, actualmente un pueblecito pesquero y turístico en la parte norte de la isla, parece haber sido en la época un importante puerto entre la península griega y la italiana y mantenía estrechos lazos con la colonia romana de Nikopolis, en el noroeste de Grecia.

Teatro Antiguo de Epidaurus

El Teatro Antiguo de Epidaurus cerca de Atenas (Grecia) fue construido en el siglo IV aC y es uno de los teatros antiguos  mejor conservados. Incluso en aquella época, el teatro ya era conocido por tener una gran acústica. Los actores pueden ser  oídos perfectamente por 15.000 espectadores sin amplificación. Para demostrar la gran acústica del teatro guías turísticos colocaban sus grupos dispersados en los asientos y luego les mostraban como sonidos débiles podían ser oídos en la parte central. Como se logra esta calidad de sonido ha sido la fuente de especulación académica y aficionada muchos años. Una de las teorías sugirió que vientos predominantes llevaban los sonidos.

Al final, resulta que la respuesta está en los asientos. En 2007 los investigadores en el Instituto de Tecnología de Georgia han descubierto que el material calizo de los asientos proporciona un efecto de filtración que suprime las frecuencias bajas de las voces reduciendo así al mínimo el ruido de fondo  del público, de modo que los asientos actúan como filtros acústicos naturales. Es todavía desconocido si éstas propiedades acústicas son el resultado de un accidente o el producto de un avanzado diseño. Hecho Interesante: La parte central tiene la forma de un círculo perfecto con un diámetro exacto de 19,50 metros. Una base circular todavía conservada en su centro cumplió con la función de ser un altar de Dionysos (el dios griego del vino). Usted puede experimentar la demostración de la gran acústica del teatro justo en éste centro.

Tales de Mileto

600(AC).  Tales de Mileto. Geometra griego y uno de los siete sabios de Grecia. Fue el primer matemático griego que inició el desarrollo racional de la geometría. Tuvo que soportar durante años las burlas de quienes pensaban que sus muchas horas de trabajo e investigación eran inútiles. Pero un día decidió sacar rendimiento a sus conocimientos. Sus observaciones meteorológicas, por ejemplo, le sirvieron para saber antes que nadie que la siguiente cosecha de aceitunas sería magnífica. Compró y alquilo casi todas las prensas de aceitunas que había en Mileto. La cosecha fue, efectivamente, buenísima, y todos los demás agricultores tuvieron que pagarle, por usar las prensas. Hacia el año 600 antes de Cristo, cuando las pirámides habían cumplido ya su segundo milenio, el sabio griego Tales de Mileto visitó Egipto. El faraón, le pidió que resolviera un viejo problema: conocer la altura exacta de la Gran Pirámide. Tales se apoyó en su bastón, y esperó. Cuando la sombra del bastón fue igual de larga que el propio bastón, le dijo a un servidor del faraón: "Corre y mide rápidamente la sombra de la Gran Pirámide. En este momento es tan larga como la propia pirámide".

Monasterio de Arkadi  destruida por los turcos en 1866

El monasterio de Arkadi  es un monasterio ortodoxo, situado en una fértil llanura en la isla de Creta (Grecia).  La iglesia actual data del siglo XVI y está marcada por la influencia del Renacimiento. Esta iglesia de dos naves fue destruida por 15.000 turcos y 30 cañones dirigido por Solimán en 1866, y reconstruida posteriormente. Desde el siglo XVI, el monasterio fue un centro de ciencia y de arte, con una escuela y una biblioteca rica en libros antiguos.  Es una verdadera fortaleza.  Durante la revuelta de Creta de 1866, 943 griegos encontraron refugio en él: de los resistentes, la mayoría eran mujeres y niños. Después de tres días de lucha, y bajo las órdenes del superior del monasterio, el hegúmeno Gabriel, los cretenses hicieron estallar los barriles de pólvora, prefiriendo el sacrificio antes que la rendición. Todos, menos un centenar, murieron en el asalto. Unos 1500 turcos y egipcios murieron también en la batalla. Muchas mujeres y niños se habían refugiado en el polvorín del monasterio. Los últimos combatientes de Creta se vieron obligados a esconderse en algunas salas del monasterio. Así, treinta y seis insurgentes, a falta de municiones, se refugiaron en el refectorio. Descubiertos por los turcos, fueron masacrados. El monasterio es hoy un santuario nacional en honor a la resistencia cretense, y cada 8 de noviembre se conmemora la tragedia en Arkadi y Retino. La explosión no puso fin a la insurrección de Creta, pero atrajo la atención de Europa sobre su lucha de su pueblo por la independencia.  El nombre de Arkadi se dio desde 1866 a un barco que proveía de municiones a los insurgentes de Creta desde Grecia. Hizo 23 viajes hasta que en 1868 fue hundido por los turcos.

 templos de Artemisa

Hallazgos encontrados alrededor del santuario indican que el templo ya existía en el año 700 antes de Cristo.  Arqueólogos griegos y suizos descubrieron uno de los mayores templos de Artemisa de la Antigüedad en la segunda mayor isla griega, Eubea, según informó hoy la arqueóloga suiza Valentina di Napoli a DPA en Atenas. El santuario, conocido como “Artemis Amarynthia”, se encontraba en la Antigüedad cerca de la pequeña ciudad de Amarynthos, unos 11 kilómetros al este de la ciudad portuaria de Eretria, según lo descrito por el geógrafo antiguo Pausanias en el siglo II después de Cristo. Los arqueólogos se preguntaron durante décadas dónde se encontraba exactamente el templo. “Creemos haber encontrado el templo. El año que viene seguiremos con las excavaciones”, señaló Di Napoli. Las excavaciones fueron lideradas por el arqueólogo suizo Denis Knoepfler. El descubrimiento es, según la arqueóloga griega Amalia Karapaschalidou, uno de los más importantes de los últimos años. Los arqueólogos desenterraron hasta ahora los cimientos de un gran edificio. Las partes que salieron a la luz de los fundamentos tienen unos seis metros de largo. Según se indicó, las excavaciones continuarán en un terreno aledaño el año que viene. Hallazgos de cerámicos encontrados alrededor del santuario indican que el templo ya existía en el año 700 antes de Cristo, de acuerdo con el diario de Atenas “Eleftherotypia” de hoy. En la Antigüedad griega, Artemisa era una de las 12 divinidades del Olimpo. Era considerada la diosa de la caza y protectora de mujeres y niños.
 
 
Había tres sectores sociales...
  1. Los espartanos o iguales, descendientes de los fundadores de la ciudad. Tenían el poder político, eran dueños de las tierras y se dedicaban a la vida militar.
  2. Los periecos, integrados por los pueblos dominados por los espartanos. Eran libres pero sin derechos políticos. Se dedicaban al comercio en industrias y servían en el ejército.
  3. Los ilotas, que tenían una condición casi de esclavos porque se habían querido liberar de los espartanos pero fueron vencidos.

Atenas

Atenas, capital de la provincia de Ática y de toda Grecia, es una ciudad con 6.000 años de historia y de vida. Alrededor del año 4000 a. C. en la mágica ciudad de Atenas se desarrolló la fecunda civilización de los Pelasgos, sus primeros habitantes. Dos mil años antes de Cristo, los Pelasgos entregaron el relevo a los Helenos, es decir, a los Jonios-Atenienses, quienes llevaron la ciudad a los triunfos de su época dorada. En la Atenas prehistórica, la historia se mezcla con la mitología, dando lugar a mitos y fábulas entrañables. Los dioses Poseidón y Atenea, en su intento de competir por el dominio de la ciudad, deciden ofrecer cada uno un regalo a sus habitantes. El dios ofrece el agua y la diosa el olivo. Los habitantes escogen el regalo de la Atenea, tomando desde entonces el nombre de «atenienses». Cécrope, el fundador de Atenas, así como Erecteo, Egeo, Teseo y Codro fueron los reyes más renombrados durante la época micénica. Según la tradición, tras la muerte del rey Codro a manos de los dorios (c. 1100 antes de Cristo), finaliza la monarquía y comienza la oligarquía, que durará hasta mediados del siglo XI a.C. Durante los años de la tiranía de Pisístrato (2a mitad del siglo VI a.C) hubo también momentos de gloria.

Atenas es capital del país

En 1834, Atenas es designada capital del país. La ciudad tantas veces destruida renace de la mano de los mejores arquitectos de Europa del siglo XIX, quienes confieren a la capital un aura neoclásica mágica. Entre los años 50 y 60 del siglo XX, el aspecto de Atenas cambia de forma drástica. La población se duplica, ya que la gente que vive en el campo abandona sus tierras después de la Segunda Guerra Mundial para trasladarse a la capital en busca de trabajo y de una vida mejor. La necesidad de albergar a tantos recién llegados motiva la destrucción de bellísimos edificios neoclásicos, sustituidos por edificios de apartamentos de líneas geométricas severas que cambian el panorama ático. La moda entre los propietarios de pequeñas o grandes villas era entonces destruirlas para construir bloques de pisos, ocupando ellos mismos uno o varios apartamentos en el inmueble. Así se convirtió Atenas en una inmensa metrópolis de más de 4 millones de habitantes. Tras los errores de aquellos años, se emprendió un proceso de revalorización de la ciudad, restaurando y rehabilitando monumentos y edificios, peatonalizando calles, creando nuevos espacios verdes. La Alcaldía se esfuerza actualmente en promover un mensaje de optimismo y de color, para lograr una ciudad aún más bella y más cercana al ciudadano y a sus visitantes. Descubra usted mismo los valores inmutables que sobreviven a la sombra del Partenón. A la puesta del solo al amanecer, Atenas fascina y embruja. La Acrópolis, desde su roca sagrada, está protegida por todos los dioses del mundo.

antiguas poblaciones

  Grecia estuvo poblada originalmente por los pelasgos, un grupo humano relacionado con las antiguas poblaciones del Asia Menor y de Creta, pertenecientes a la raza Mediterránea. Al comenzar el segundo milenio antes de Cristo, la península de los Balcanes fue ocupada por los indoeuropeos, destacándose tres grupos: los ilirios, que se ubicaron a orillas del mar Adriático; los tracio-frigios, que se establecieron entre los Cárpatos, el Mar Negro y la cadena montañosa del Pindo. Una rama pasó también al Asia Menor. Finalmente los griegos, que se instalaron en el sur. Los invasores entraron a Grecia en oleadas sucesivas y el primer nombre común que se usó para designarlos es el de "aqueos", como los llama el poeta Homero. Cuando siglos más tarde, con la llegada de nuevos pueblos de origen indoeuropeo, se formó la nación griega del periodo clásico, surgieron los nombres de "helenos" y "griegos", con que estos se designaban en oposición a los extranjeros, los "bárbaros".

ESTATUA DE JUPlTER OLÍMPICO

Desde el año 668 antes de Jesucristo hasta el año 393 de la era cristiana tenían lugar, cada cuatro años, juegos que constituían la más importante de las fiestas nacionales griegas. Toda Grecia se reunía en Élide, comarca de la Grecia Antigua. El nombre de Olimpia no designaba una ciudad, sino más bien una reunión de templos y de monumentos públicos, erigidos con motivo de esos juegos. Entre esos templos, el más hermoso era el de la Júpiter. en cuya nave se elevaba la estatua de¡ dios, obras de Fidias. Los vencedores, entre los aplausos del pueblo, eran coronados en el templo, a los pies de dicha estatua, cuyos 20 metros de altura se alzaban imponentes, mostrando a Júpiter sentado en el trono, con la imagen de la Victoria, toda de oro macizo, en la mano derecha. Sahumerios especiales habían conferido a la estatua de marfil el color de la piel humana. Las vestimentas que le ceñían la cintura y llegaban hasta los pies, eran también de oro puro.

 

  El oráculo de Delfos

El Oráculo de Delfos el “ombligo del mundo” se encontraba en un templo de la antigua Grecia situado en las laderas del monte Parnaso. Fue allá por el siglo XIII a.C. Los que querían indagar sobre su futuro acudían al templo con ofrendas y hacía sus preguntas al dios a través de una sacerdotisa llamada Pitia. Después de un rito de purificación la sacerdotisa respiraba las emanaciones volcánicas existentes en el subsuelo del templo y emitía sus respuestas. A pesar del método y del carácter ambiguo de las respuestas que se obtenían el oráculo de Delfos era el que tenía la mejor reputación de todos los existentes por la certeza de sus predicciones.  La fuente de Castalia era el manantial que emitía los vapores alucinógenos que provocaban al oráculo de Delfos los sueños y visiones que le permitían predecir el futuro. Esto es lo que cuenta una de las muchas leyendas, aunque en otras se afirma que nunca gozó de tales vapores alucinógenos sino de aguas puras y cristalinas. Los peregrinos llegan al lugar ya sea por mar, desembarcando en el pequeño puerto de Kirrha, o por tierra, franqueando el paso de Arachova. A partir del siglo VI, la cercana ciudad de Delfos comienza a obtener ganancias del paso de los peregrinos. En el 548, un incendio destruye el templo: es reconstruido, esta vez más grande y más hermoso, gracias a una suscripción panhelénica. Al comienzo, el oráculo se presenta una vez al año. Debido al éxito cada vez mayor, los sacerdotes adoptan un ritmo mensual y emplean dos, luego tres pitonisas. A pesar de todo, los que vienen a consultar esperan muchas veces varios días antes de que llegue su turno. Estas jornadas son consagradas a las ofrendas, a los sacrificios y a las purificaciones. La gente se refresca en la fuente de Castalia, sobre la cual permanece grabada hasta nuestros días esta frase: «Al buen peregrino le basta una gota, al malo, ni el océano podría lavar su mancha». El oráculo cobra caro; la persona que consulta debe comprar un pastel muy costoso que ofrece sobre un altar, frente al santuario; luego, sobre otro altar, sacrifica una oveja o una cabra.
 

 

Los grandes oráculos de la Antigüedad

Los oráculos son tan antiguos como el hombre mismo, ya en la prehistoria la adivinación del futuro jugó un papel peculiar y sería difícil poder calcular cuando se comenzaron a utilizar, pero en prácticamente todas las culturas que se conocen han existido  métodos de adivinación. El oráculo más famoso de la Antigüedad está en Delfos; sin embargo, el oráculo de Delos también es muy famoso: según la leyenda, fue creado para celebrar la isla donde había nacido Apolo. Una amante de Zeus llamada Leto estaba embarazada por aquel entonces y buscaba un lugar seguro donde dar a luz ya que temía la ira de la esposa de Zeus, la celosa Hera quien controlaba además lo relacionado con los partos. Encontró entonces esta isla donde tras Hera aceptar esperó 9 dias y noches dando a luz a dos gemelos, Apolo y Artemisa. Por haber dado al mundo a Apolo el resto de los dioses detuvo la isla y fue llamada Delos, que significa brillante, en alusión a Apolo. Durante el Imperio Romano, Delos se consolidó como emporio internacional, ya que los romanos convirtieron a la isla en un paraíso fiscal, poniéndola de nuevo bajo el control de Atenas. Por ese tiempo, Delos se convirtió en un mercado esclavista, los esclavos de Asia, del mar Negro, del Norte de Europa, y de otros puntos del mediterráneo, fueron llevados allí para ser vendidos por los piratas del Egéo. El más antiguo de los oráculos griegos es el de Dodona, en Epiro. Homero lo evoca en La Nada: Aquiles interroga ahí a Zeus, padre de todos los dioses. La respuesta llega a través M susurro de las hojas de los árboles sagrados y el murmullo de una fuente, y es interpretada por los sacerdotes del lugar. En Olimpia, los lamides leen el porvenir en el fuego y en las entrañas de animales sacrificados. En Tebas y en Lebadea, los dioses dan su respuesta en los sueños del consultante que se ha dormido en el lugar santo.  Los oráculos egipcios, contemporáneos de los oráculos griegos, también tuvieron mucho éxito. El más conocido es el de AmónRa, que se remontaría a la época de la famosa reina Hatsepsut, hacia el 1500 antes de nuestra era. Según la tradición, el oráculo se materializa en una imagen del dios que habla y se desplaza. Las preguntas le son formuladas por escrito sobre rollos de papiro y él las responde de viva voz. En el 332 antes de nuestra era, el oráculo de Amón-Ra recibe la visita de Alejandro. Las sibilas romanas. Los griegos transmiten a los romanos su afición por las profecías. Las sibilas, generalmente etruscas, son intermediarias de los dioses. La gente viene desde lejos para escuchar a los oráculos de la sibila de Tibur o de la sibila de Cumes. Sus profecías acerca de¡ porvenir de Roma están reunidas en nueve volúmenes que el rey Tarquino ordena conservar, pero que son destruidos por desgracia en un incendio poco antes de la era cristiana. Sin embargo, el propio cristianismo se atribuye rápidamente el mito de las sibilas: las asocia con las profetisas del Antiguo Testamento.

 MICENAS

En la antigua Grecia surgió una cultura nueva riquísima. Una de sus ciudades MICENAS fue una potencia marítima del año 1400 al 1100 AC- La mejor época ateniense llegaría tras la victoria sobre Persia en las guerras medicas. Finalmente con el imperio de Alejandro Magno., del contacto entre la cultura griega y la oriental surgiría el helenismo. Grecia se convirtió en el centro cultural del mediterráneo. Al rededor del año 700 a.c los griegos expulsaron a los comerciantes fenicios y establecieron colonias por el mediterráneo y el mar negro. La guerra del Peloponeso entre España y Atenas fue terrible y devastadora. Posteriores descubrimientos han revelado que Micenas estuvo habitada desde el tercer milenio a. C. por una población prehelénica. La Puerta de los Leones es la ejecución arquitectónica más característica y conocida de Micenas y fue construida alrededor de 1250 a. C. Representa a dos leones rampantes de unos 3 metros de altura. En esa época, Micenas era una ciudad próspera cuyo poder político, militar y económico se extendía hasta Creta, Pilos (en el oeste del Peloponeso), Atenas y Tebas. Sin embargo, hacia 1200 a. C., este poder declinó y finalmente se vino abajo tras una supuesta invasión de los dorios. Tisámeno, el último rey de Micenas, murió al mando de sus tropas durante el conflicto. No obstante, hoy en día, algunos historiadores dudan que tal invasión tuviera lugar. El recuerdo del poder micénico permaneció en la mente de los griegos durante los siguientes siglos, y se conocía como Edad Oscura. Los poemas épicos atribuidos a Homero, la Ilíada y la Odisea, preservaron la memoria del periodo micénico. En esos poemas Agamenón, rey de Micenas, aparece como el líder de los griegos en la Guerra de Troya.  A principios del período clásico, Micenas fue habitada de nuevo, aunque no llegó a recuperar su importancia anterior. Micenas luchó en las batallas de las Termópilas y de Platea durante las Guerras Médicas.  En 468 a. C., las tropas de Argos vencieron a Micenas y expulsaron a sus habitantes. En tiempos helénicos y romanos las ruinas de Micenas eran una atracción turística, tal y como son ahora, y una pequeña población creció para aprovechar el «comercio turístico». Sin embargo, en los últimos tiempos del Imperio romano, el lugar fue abandonado. La Puerta de los Leones es la ejecución arquitectónica más característica y conocida de Micenas y fue construida alrededor de 1250 a. C. Representa a dos leones rampantes de unos 3 metros de altura.

 

Puerta de los Leones 1885

«era minoica»  «época micénica»

Santorini fue colonizada por el rey Minos en lo que le llaman la «era minoica», alrededor del año 3000 a.E. Pudo tratarse, dicen, de la famosa Atlántida, como contaba Platón que le habían dicho unos sacerdotes egipcios sobre aquellos que habitaban «esa isla que se extendía frente a las Columnas de Hércules, cuando se salía del Mediterráneo para entrar en el Océano.» En el reparto divino, esa isla de Santorini le perteneció a Posidón, el dios del mar, quien se enamoró de la huérfana Clito que vivía en esa isla pero en la montaña. Posidón la seduce y tienen, durante cinco ocasiones, dos gemelos en cada una de ellas. Según Platón, los habitantes de esa isla eran conocidos como los Atlantes, mismos que había desaparecido tragados por un cataclismo. Este fue el primero de los secretos del pasado griego.  Efectivamente, el volcán explotó aproximadamente en el 1650 a.E. y, cuando se colapsó para hundirse en las profundidades del Egeo, provocó los desastres naturales más grandes que se hayan conocido en la antigüedad, con cambios climáticos irreversibles y, de pasada, la desaparición de la isla de Creta, arrasada por el tsunami (o la gran ola en el puerto), con lo que acabó con todo lo relacionado con la época minoica para darle paso a la civilización dirigida por los habitantes del Peloponeso, ahora amos y señores de los mares del Mediterráneo. Iniciaba ahora la «época micénica», por ser dominada por los habitantes de Micenas (Agamenón y su hermano Menelao) los que asumieron el control y dieron pie a la guerra de Troya cuando huye con Paris la bella Helena: «¿es este el rostro que impulsó a mil navíos y puso fuego a las torres altivas de Ilión? ¡Dulce Helena dame, con un beso, la inmortalidad!», tal como lo pedía Fausto en la obra escrita por Marlowe). Helena huye a Troya y es perseguida por los mil navíos que dirige Agamenón. Diez años después lograron quemar las torres altivas de Ilión y de pasada, llevarse a Hécuba y los tesoros de esa orgullosa ciudad, al suroeste de Turquía. Santorini eran unos de los tres volcanes que formaban un círculo con cierta actividad por siglos. Un día explotaron de tal manera que del círculo sólo quedó un cuerno y el resto se colapsó y cuando entró en contacto con el agua del mar, las altas temperaturas produjeron una explosión equivalente a varias bombas atómicas: las nubes y la ceniza cubrieron treinta kilómetros a su alrededor y dejaron un enorme cráter lleno de agua. El vacío creado por el colapso originó un tsunami que barrió con la isla de Creta y sus habitantes. Tiempo después emergieron las islas de Néa Kameni y Palaia al centro de la caldera. Thirasia quedó como muestra al oeste del cuerno.

La Acrópolis de Atenas

 

Escribir la historia de Atenas obliga a retroceder más de 4000 años y tratar de recuperar el momento en que un grupo de antiguos griegos se estableció sobre la cima plana de una colina que mucho después se conocería con el nombre de Acrópolis y que, en realidad, es simplemente el nombre de la "ciudad alta" para diferenciarla de la otra, la "baja", que, con el correr de los siglos, fue creciendo a los pies de esa colina. La de Atenas está situada sobre una cima, que se alza 156 metros sobre el nivel de mar. También es conocida como Cecropia en honor del legendario hombre-serpiente, Cécrope, el primer rey ateniense. La entrada a la Acrópolis se realiza por una gran puerta llamada los Propileos. A su lado derecho y frontal se encuentra el Templo de Atenea Niké. Una gran estatua de bronce de Atenea, realizada por Fidias, se encontraba originariamente en el centro. A la derecha de donde se erigía esta escultura se encuentra el Partenón o Templo de Atenea Partenos (la Virgen). A la izquierda y al final de la Acrópolis está el Erecteión, con su célebre stoa o tribuna sostenida por seis cariátides. En la ladera sur de la Acrópolis se encuentran los restos de otros edificios entre los que destaca un teatro al aire libre llamado Teatro de Dioniso, donde estrenaron sus obras Sófocles, Aristófanes y Esquilo.  La mayoría de los grandes templos fueron reconstruidos bajo el liderazgo de Pericles durante la Edad Dorada de Atenas (460-430 a. C.). Durante el siglo V a. C., la Acrópolis adoptó su forma definitiva. Todos se conservaron en bastante buen estado hasta el siglo XVI, cuando a causa de la dominación otomana el Partenón se convirtió en mezquita, el Erecteión en harén y los Propileos en polvorín. Durante el asedio de Atenas del año 1687, los venecianos, bajo el mandato del general Francesco Morosini, hicieron grandes destrozos con sus bombardeos. Un golpe de mortero destruyó en parte el Partenón, ya que los musulmanes lo utilizaban también como polvorín, siendo en aquella ocasión, cuando se derrumbó el techo del templo.

templo de Atena

La Acrópolis, el afloramiento de roca, coronada por el templo de Atena o el Partenón. Lo magnifico de una visita a la Acrópolis es sin duda la vista que presenta a lo largo de todo el día, ya sea bien temprano a la mañana o mas cerca del ocaso, podemos apreciar en todo su esplendor tan maravilloso lugar.

 

El Partenón, templo dedicado a la diosa Palas Atenea, fue el más temprano de los monumentos clásicos de la Acrópolis, mandado construir por Pericles en la Edad de Oro de Atenas, fue construido por los arquitectos Iktinos y Kallikrates entre los años 447 y 432 a. de C., para reemplazar a los edificios más antiguos destruidos por los Persas cuando quemaron la Acrópolis en el año 479 a. de Cristo. La estatua de Atenea fue destruida. El Partenón es un templo dórico, construido en mármol blanco, con ocho columnas en los extremos y diecisiete a los costados. Originariamente, todas las partes superiores del edificio estaban decoradas. Los dos frontones tenían escenas relacionadas con la diosa Atenea. En el frontón Este, estaba representado el nacimiento de la diosa en presencia de los demás dioses mientras que el frontón Oeste mostraba la lucha de Atenea con Poseidón en la disputa por lograr el patronato de la ciudad.

 

fotografía griega antigua

 

ESCULTURAS GRIEGAS

ROMA

Fidias y Escultores Griegos

 

Mitos y leyendas

Los dioses griegos

 

EL CULTO A LOS MUERTOS

La arquitectura griega fue esencialmente religiosa, por todo el territorio helénico se levantaron templos dedicados a Atenea, Apolo, Podeidón..., presididas por el gran Zeus.  Desarrollaron una arquitectura arquitrabada, sistema arquitectónico que utiliza elementos de cierre horizontal, desconociendo el arco y la bóveda, por lo que conocieron el arco pero no lo utilizaron. Los materiales que utilizaron fueron el mármol y la piedra. Los templos no estaban aislados porque a su alrededor edificaban santuario y templos más pequeños. pero su aportación más importante sin dudad fue la columna que definía el estilo de cada templo. Los órdenes griegos fueron tres; dórico, jónico y corintio. El arte y la arquitectura de la Grecia antigua tuvo una gran influencia en el arte occidental hasta la actualidad. El arte bizantino y la arquitectura bizantina también jugaron un importante papel en los inicios del cristianismo, y queda una significativa influencia en las naciones cristianas ortodoxas de Europa oriental y Eurasia. Hasta ahora, debido a los estragos de la historia, sólo una pequeña variedad del arte griego antiguo ha sobrevivido - sobre todo escultura y arquitectura y artes menores, incluyendo el diseño de monedas, cerámica y el grabado de piedras preciosas. Grecia también tiene, a partir de la revolución, un peso específico en la historia del arte contemporáneo.

El Partenón era el templo de la diosa Atenea. Fue construido en la cima de una colina llamada la Acrópolis. Podía ser visto desde toda Atenas. Dentro del Partenón había una inmensa estatua de la diosa. Afuera, en lo alto de sus cuatro paredes había un friso. Este friso era una serie de esculturas que daban la vuelta a todo el edificio. Estas esculturas no habían sido agregadas al edificio, sino que los escultores tallaron el friso directamente en la piedra que formaba las paredes del edificio. Mucha gente piensa que este friso es uno de las más maravillosas obras de arte jamás creadas. Los Mármoles del Partenón fueron robados de Grecia por Lord Elgin. Elgin no tenía permiso para cortar esculturas del Partenón. Sólo tenía permiso para tomar piezas que se encontraran en el piso. Mucha gente ve a los Mármoles del Partenón en el Museo Británico.
El término edad de oro proviene de la mitología griega y fue transmitido mediante escritura por primera vez por el poeta griego Hesíodo. Se refiere al punto culminante de las distintas eras que los griegos consideraron que existieron: de hierro, de bronce, de plata y, finalmente, de oro, o a un tiempo en los comienzos de la Humanidad que era percibida como un estado ideal o utopía, cuando la humanidad era pura e inmortal. En las obras literarias, la edad de oro usualmente acaba con un acontecimiento devastador, que trae consigo la caída del hombre.
En la tradición griega Démeter estaba entristecida por la desaparición de su hija Perséfone, raptada por Hades, rey de los infiernos, y recorría el mundo buscándola. En Eleusis se hospedó en casa de Baubo quien, al no lograr consolarla con sus palabras, se levantó los vestidos y realizó un baile obsceno mostrando su sexo, con lo cual consiguió hacer reír a la Diosa. Hay que recordar que el propósito del Risus Paschalis era hacer reír a los fieles para celebrar el fin de la Cuaresma y la resurrección de Cristo, fiesta que cae por el mes de abril, lo mismo que las fiestas Eleusinas en honor de Démeter (las Cerealias en que los romanos festejaban a Ceres). Fiestas que celebraban la resurrección de la Tierra tras el reposo invernal de la Diosa.
Sobre los primitivos habitantes de la Grecia Continental sabemos relativamente poco. A comienzos del segundo milenio AC comienzan a llegar los aqueos - es decir: los jonios y los eolios - desde el Norte. Se establecen en la zona y crean lo que se conoce como la civilización micénica; por Micenas, la ciudad más importante de la época. Cerca de ochocientos años más tarde, hacia el 1.200 AC aproximadamente, llegan, también procedentes del Norte, los dorios. Temibles guerreros, portadores de las primeras armas de hierro, conquistan a la civilización micénica obligando a muchos jonios a abandonar el continente y a emigrar hacia las costas del Asia Menor que bordean el Mar Egeo. Sin embargo, no todos los jonios emigraron hacia el Este. Una parte de ellos quedó en el Ática continental. Allí se desplegó la ciudad de Atenas mientras los dorios, más al sur, fundaban la ciudad de Esparta, prácticamente en el centro del Peloponeso.
Los griegos, en principio, no fueron comerciantes. En los poemas de Homero los comerciantes no son griegos sino fenicios. Pero los atenienses y, sobre todo, sus hermanos jonios establecidos en las costas egeas del Asia Menor, desarrollaron una gran sentido comercial y terminaron convirtiéndose, hacia los siglos VII y VI AC en la potencia económica del mundo griego. Sobre la base de este bienestar económico en ciudades como Mileto, Samos o Efeso, surgieron los primeros grandes filósofos.
  En Grecia, al igual que en buena parte del Mediterráneo, usted no se encuentra con el mar. Lo que hará es llevárselo por delante. Tropezará con él a cada rato. El mar no es un elemento que se va a buscar; es un fenómeno que aparece por todas partes, lo busque usted o no; le guste a usted o no; lo disfrute usted o no. En las grandes estepas rusas, por ejemplo, allí en donde el horizonte se encuentra con el cielo, el hombre sabe que lo que sigue es otra tierra. En Grecia, el hombre sabe que más allá del horizonte lo que hay es la costa de enfrente. En los tiempos de Sócrates, sobre las estepas la opción al caballo era una carreta con una yunta de bueyes. En Grecia la opción a cabalgar o caminar era navegar. Así y todo, los pueblos que en su momento invadieron y conquistaron el territorio de Grecia tuvieron actitudes bastante diferentes frente al mar. Todos navegaron, por supuesto. Hubiera sido casi imposible no hacerlo en Grecia. Pero no todos navegaron con la misma convicción, ni con el mismo entusiasmo, ni con la misma habilidad ni mucho menos con la misma intensidad. Los dorios espartanos, por ejemplo, nunca llegaron a ser realmente buenos navegantes. Medidos en términos griegos quedaron siendo más bien ratas de tierra que navegaron a regañadientes, más por necesidad estratégica, militar y comercial que por convicción o entusiasmo. Esparta queda en medio del Peloponeso. Es una ciudad terrestre. No tiene puerto. Sus habitantes fueron hombres de la tierra. Hombres arraigados, apegados al terruño. Para esta clase de personas la palabra "patria" siempre significó y siempre significará la tierra de los antepasados y el mar nunca será mucho más que una vía de comunicación y un muy incómodo campo de batalla.Los jonios atenienses en cambio fueron aparentemente mucho más ambivalentes al respecto. Atenas, por ejemplo, probablemente no nació como una ciudad portuaria. Pero siempre fue una ciudad con un puerto: el Pireo. Con el correr de los siglos el puerto y la ciudad quedaron intercomunicados y la comunicación incluso quedó defendida por muros de protección. En Atenas, la tensión entre el mar y la tierra firme se puede observar hasta en el diseño mismo de la ciudad.Cuando en el 403 AC, después de la derrota de Atenas por los espartanos, una autocracia terrateniente desplaza a los demócratas y accede por poco tiempo al poder un gobierno que será conocido como el de Los Treinta Tiranos, una de las primeras medidas que se toman es hacer que las tribunas de la Asamblea, que miraban hacia el mar, fuesen dadas vuelta para que miraran otra vez hacia la tierra firme.
Es de los antiguos griegos de quien tomamos la palabra música. La llamaban mousike, después de las nueve musas, diosas de la inspiración. Tomaron sus ideas musicales de Mesopotamia y Egipto. La música en Grecia abarcaba la poesía, la música y la danza. Atribuían su origen a los dioses. Platón la consideraba como la base de la educación. La escritura musical la realizaban con las letras del alfabeto. Existían muchas leyes y reglas que regían la música: diferentes escalas que a su vez formaban modos. De estos modos, más o menos se derivan nuestros tonos modernos. Los griegos daban gran importancia a la música.
En la Grecia Antigua se usaba una prenda llamada quitón formada por dos rectángulos de lana o lino unidos con agujas a la altura de los hombros, y a veces, cosidos por los lados. El quitón de las mujeres cubría todo el cuerpo, mientras que el de los hombres llegaba hasta las rodillas. Sobre el quitón algunas personas llevaban un manto denominado himatión. Los antiguos romanos usaban una túnica sencilla inspirada en el quitón griego. Esta era la prenda más utilizada por todas las clases sociales. Sobre ella los hombres levaban una prenda suelta llamada toga, que al ser más grande que el himatión formaba unos pliegues más elegantes.
Al principio las togas se hacían con tela de lana blanca, pero más tarde se ornaron con franjas de diferentes colores que indicaban el rango: los magistrados y senadores lucían un ribete púrpura. Al final del periodo romano las togas sólo se llevaban en ocasiones especiales. Las mujeres romanas llevaban sobre la túnica la palla (chal de lana) y las de clase alta lucían peinados elaborados. Los romanos iban descalzos o llevaban sandalias de piel, que en el Sur eran muy sencillas y en el Norte más elaboradas para protegerles del frío.
Cornucopia: También llamado cuerno de la abundancia o de Amaltea. La leyenda cuenta que Zeus fue amamantado con la leche de una cabra llamada Amaltea o Axis, según otras versiones. El caso es que un día mientras el dios jugaba con la cabra le rompió un cuerno al animal. Este cuerno se lo regaló Zeus a su nodriza, también llamada Amaltea, prometiéndole que siempre estaría lleno de la comida y la bebida que pudiese desear.
  Hacia el Siglo V AC Atenas contaba con unos 100.000 esclavos y esto representaba entre el 33% y el 50% de la población . La mayoría de los atenienses poseía al menos un esclavo. Platón, por ejemplo, supo tener 50 esclavos a su servicio y se conoce el caso de un ciudadano de Atenas que poseía mil esclavos a los cuales alquilaba.
Grecia fue la civilización de la belleza. Ha sido tal su influencia en las culturas occidentales posteriores que su cultura y su arte han configurado el llamado ideal clásico de belleza. Eran, en contraste con los egipcios, todos los estamentos sociales los que compartían su inquietud por la estética. Hasta tal extremo llevaron este gusto por la belleza que en uno de sus libros, Apolonio de Herofila explica que "en Atenas no había mujeres viejas ni feas". De hecho fueron los griegos quienes difundieron por Europa gran cantidad de productos de belleza, de fórmulas de cosmética, así como el culto al cuerpo y los baños; en resumen, el concepto de la estética. La mayor atención la prestaban al cuidado del cuerpo. Los cánones de belleza griegos no toleraban ni la grasa ni los senos voluminosos. Era necesario cultivar el cuerpo para conseguir la perfección estética que consistía en, además de tener senos pequeños y fuertes, poseer un cuello fino y esbelto y los hombros proporcionados. En los baños era donde este amor por el cuidado del cuerpo tenía lugar. Precedían al baño diversos ejercicios físicos que preparaban al cuerpo para recibir el baño, habitualmente realizado con agua fría. También los masajes tenían un papel importante ya que, junto con el baño y los ejercicios gimnásticos, lograban que en el cuerpo no hubiese rastro alguno de grasa y que se mantuvieran la figura grácil y la piel tersa.
La cosmética, en Grecia, vivió un momento esplendoroso, sobre todo en la utilización de los aceites. Estos se extraían de flores y se empleaban además de en estética, en los actos religiosos, deportivos y en la vida diaria.  Los aceites perfumados se aplicaban después de los baños o de los masajes y se elaboraban de muchas flores distintas, de rosas, de jazmines, tomillo, etc., y su fabricación se concentraba en Chipre, Corinto y Rodas. El cabello se cuidaba con esmero y se elaboraban tintes también con extractos naturales.
El maquillaje de las mujeres en Atenas se basaba en el color negro y azul para los ojos; coloreaban sus mejillas con carmín y los labios y las uñas se pintaban de un único tono.Se consideraba que el color de la piel de la cara debía ser pálido, ya que era reflejo inequívoco de pasión.   Pero no únicamente las mujeres y los hombres griegos tenían esta inquietud por la estética. Sus dioses buscaban también el ideal de la belleza. La figura de la diosa Afrodita de Cridona nos ha llegado reproducida en el momento en el que está desnudándose para entrar al baño.
En la mitología griega el alma de una persona muerta iba al Hades. En realidad, la cosa es un poco confusa porque Hades es tanto un dios como un lugar. En verdad, lo que se conoce como "el Hades" es "la casa de Hades" o sea, el país de los muertos; la región adónde eran conducidas las almas de los que abandonaban este mundo. El Hades no era el infierno. Bueno, en realidad tenía un infierno - el Tártaro - pero también tenía su sector para los menos infortunados o, digámoslo de otra forma, su paraíso para la buena gente. Los muertos, después de abandonar este mundo, eran llevados a este reino por Hermes, pero el mensajero de los dioses solamente llevaba las almas hasta la frontera, hasta las orillas de un horrible río llamado Styx (la palabra, en griego, significa "odioso") cuyas aguas estaban envenenadas. Allí, Hermes le entregaba el muerto a Caronte quien, con su barca y Cerbero, su perro, se encargaban de cruzar los muertos a la orilla opuesta, al Hades propiamente dicho. Caronte brindaba sus servicios por una módica recompensa en metálico siendo que, para pagar en viaje, los griegos tenían la costumbre de ponerle una moneda en la boca a los muertos.

Los griegos clásicos concedían una importancia especial a la comida y a la bebida. Apreciaban mucho la hospitalidad y los hombres disfrutaban asistiendo a banquetes. Los alimentos poseían un significado religioso y formaban parte de las ofrendas a los dioses. Muchas ciudades griegas estaban en la costa y su dieta era rica en pescados y mariscos como calamares o pulpos. La carne se comía generalmente en ceremonias religiosas y ocasiones especiales. En el campo se criaban corderos y ocas y se cultivaba la vid. La fruta, como los higos, añadía un toque dulce a su alimentación. En la Roma antigua los pobres se alimentaban de pan, habichuelas y lentejas, junto con algo de pescado y carne. Muchas casas de la antigua Roma no disponían de cocina, por lo que compraban la comida ya preparada en tiendas de la calle. Las clases acomodadas disfrutaban de platos más elaborados como lirón y aves, que condimentaban con salsas y especias, y bebían vino. Como no usaban cubiertos, se lavaban las manos entre plato y plato. El simposio griego era una mezcla de banquete, espectáculo y tertulia al que sólo podían acudir los hombres.

Los Juegos Olímpicos nacen en Grecia. Los Juegos Olímpicos de la Era Moderna se celebraron en Atenas en 1896. Para el año 2004, los Juegos Olímpicos regresaran a su lugar de origen cuando Atenas sea el anfitrión de las XXVIII Olimpíadas. Fue elegida en la Sesión No.106 del Comité Olímpico Internacional en Lausanne, Suiza el día 5 de Septiembre de 1.997, con un total de cinco ciudades: Atenas, Buenos Aires, Cape Town, Roma y Estocolmo-
 El Coloso de Rodas era una gigantesca estatua del dios griego Helios, erigida en la isla de Rodas, Grecia, en el siglo III a. C. por el escultor Cares de Lindos. Fue considerada una de las Siete Maravillas del Mundo. Todo lo que se conoce sobre esta estatua se debe a las noticias que nos han dejado los escritores antiguos Polibio Estrabón y Plinio, y a las crónicas bizantinas de Constantino VII Porfirogéneta, Miguel el Sirio y Filón. Hecha con placas de bronce sobre un armazón de hierro, la estatua representaba al dios griego del sol, Helios. Su tamaño era de 32 metros de altura y su peso de unas 70 toneladas.  Lisipo, había esculpido una estatua de Zeus de 12 metros de altura.  56 años después de su construcción, en el año 223 a. C. un terremoto derribó la colosal obra. Los habitantes de Rodas decidieron dejar sus restos en el mismo lugar donde cayeron por seguir el designio de un oráculo. Y así quedaron los restos de la estatua por novecientos años aproximadamente, hasta que en el año 654 d. C. los musulmanes se apoderaron del bronce como botín en una de sus incursiones. Durante muchos años se creyó que la estatua había sido erigida con una pierna apoyada en cada parte del muelle de Rodas como aparece en algunas imágenes. Sin embargo, no parece que haya sido realmente así por dos razones: Si hubiera sido erigida allí, se habría hundido por su propio peso. La otra razón es que para su construcción tendrían que haber cerrado un muelle de gran importancia militar durante varios años, siendo vulnerables a ataques por mar.

Los comienzos : El primero de ellos es la época Micénica. Abarca unos 250 años y transcurre aproximadamente entre el Siglo XV AC y mediados del XII AC. Es la época de Homero, la invasión de los jonios y la Guerra de Troya que, en general, se ubica hacia el 1185 AC.  Le sigue una "época oscura", llamada así por algunos historiadores por la sencilla razón de que no sabemos gran cosa acerca de ella. No deja de ser curiosa nuestra tendencia a catalogar de "oscuro" todo lo que ignoramos; pero no importa. Sigamos. Este lapso abarca unos cuatrocientos años, desde el Siglo XIII al IX AC. Son los tiempos de la invasión de los dorios y la generalización del empleo del hierro. Por esta época comienza también la colonización jonia, verosímilmente impulsada por la presión de los dorios que empujaron a los jonios hacia el mar y, consecuentemente, los incitaron a fundar colonias sobre las costas del Mar Egeo.
Para los griegos, la diosa de la Victoria (Niké) es una bella joven alada. Este monumento, excepcional, construido en la isla de Samotracia, en un nicho sobre el santuario de los Grandes Dioses, celebra un triunfo en el mar: la diosa se ha posado en la proa de una galera, resistiendo al viento de la tempestad, la mano derecha, sin duda, levantada. Se trata de un exvoto de los habitantes de Rodas por una victoria obtenida a principios del siglo II antes de C. La actitud y el movimiento del drapeado anuncian los relieves del altar de Pérgamo. Museo Nacional del Louvre
El hipódromo se situaba al sur del Estadio. No se conserva ningún resto arqueológico del mismo, ya que fue arrasado por las aguas del río Alfeo. En el hipódromo se realizaban las carreras de caballos y carros dando vueltas a la «espina» o muro central. Su longitud aproximada era de dos estadios. Su ubicación fue descubierta por un grupo de arqueólogos alemanes dirigidos por Norbert Müller, renombrado historiador del deporte.  Con unas medidas de 600 metros de largo por 200 de anchos el hipódromo es considerado como el escenario deportivo más grande de la antigüedad.
En Grecia las mujeres no acostumbraban a salir; mientras que los hombres se encargaban de las compras y de todos los asuntos familiares, esperando que las mujeres se quedaran en casa cocinando y limpiando.  Desde el día del nacimiento hasta el de su muerte, una mujer de la antigua Grecia vivía bajo el control de los hombres. Su padre, sus hermanos −incluso sus hijos− tomaban decisiones que alteraban su vida. Las mujeres no podían votar ni tener un empleo publico, heredar o poseer propiedades. No obstante una mujer no carecía totalmente de poder: dirigía la casa y controlaba el dinero de la familia.
Los primeros cocineros griegos fueron panaderos, fabricaban una galleta de pasta sin levadura tal y como la conocemos hoy, preferían el trigo a cualquier otro cereal. En el siglo II D.C. un escritor grecorromano describe hasta setenta y dos formas distintas de hacer pan. Un griego de la época clásica podía encontrar en el mercado pan de centeno, de salvado egipcio, de trigo negro o sarraceno, de avena, etc., y también con distintos tipos de elaboración, cocido en molde, al rescoldo, entre dos planchas de hierro, a la sartén, amasado con leche, con especies.
Hacia mediados del S. VIII se establecen las primeras colonias griegas en Italia. Se desarrolla la música y las artes. Aparece la arquitectura en piedra suplantando a la de madera. A partir del S.VII Se generaliza el empleo de dinero acuñado en monedas y aparecen las grandes estatuas.
 1600(AC).  Comienza en Grecia la llamada Edad del Bronce, durara 500 años, entre los años 1600 y 1100 antes de nuestra era. El Bronce representa un gran adelanto tecnológico, en muchos aspectos de la vida del hombre.
Júpiter es, con su gran número de fuentes, el dios más adorado en Hispania.
Una cariátide es una figura femenina esculpida, con función de columna o pilastra, con un entablamento que descansa sobre su cabeza. El más típico de los ejemplos es la Tribuna de las Cariátides en el Erecteión, uno de los templos de la Acrópolis ateniense. Su nombre, que quiere decir habitantes de la ciudad de Caria (Καρυές), en Laconia, viene, según se decía, de que siendo esta ciudad aliada de los persas durante las Guerras Médicas, sus habitantes fueron exterminados por los otros griegos y sus mujeres fueron convertidas en esclavas, y condenadas a llevar las más pesadas cargas. Se las esculpe a ellas, en lugar de columnas típicamente griegas, para que estén condenadas durante toda la eternidad a aguantar el peso del templo.  En 1550, Jean Goujon (arquitecto y escultor del rey Enrique II de Francia) talló unas cariátides en el Louvre, que sostienen la plataforma de los músicos en la sala de los guardias suizos (actualmente llamada de las Cariátides). Goujon sólo había conocido las cariátides del Erecteión mediante inscripciones y nunca había visto las originales.  El escritor español Ramón Gómez de la Serna, que vivió varios años en Buenos Aires, Argentina, escribió que quería para su muerte que «lloraran todas las cariátides de la ciudad».  Si la figura es masculina, se llama atlante o telamón.  De figura hierática en la Antigüedad, la figura de la cariátide se convirtió a lo largo del siglo XIX, en extremadamente lasciva, con los drapeados más ajustados, y con poses muy sugerentes, etc.
¿Era habitual la práctica de la pedofilia en Grecia? El término pedofilia viene de paidos (niño) y filos (amor). A lo largo de la historia han existido culturas que aceptaban el contacto sexual entre un adulto y un niño, como la de la antigua Grecia, donde era habitual que un hombre, que podía ser un maestro, mantuviera relaciones sexuales con un niño.
En el año 500 a. C. el poeta griego Simónides de Ceos ideó el \"sistema de lugares\" para recordar la situación de unos comensales. Simónides estaba en el banquete cuando se ausentó brevemente, salvándose así de morir aplastado por el derrumbe del techo; y fue el único en poder reconocer los destrozados cuerpos de dichos comensales al recordar los lugares donde estaban sentados.
Para el 406 AC la flota ateniense estuvo reconstruida de nuevo, aunque para ello se tuvieron que fundir todas las estatuas de oro y de plata de la Acrópolis. Las dos flotas se encuentran en las Arginusas, cerca de la isla de Lesbos y los espartanos pierden esa contienda. Pero después ocurrió un episodio lamentable. Según una versión, después de la batalla se desató una fuerte tormenta que impidió a los atenienses recoger los cadáveres caídos al mar; según otra, la propia batalla se desarrolló en medio de una tormenta con, lógicamente, los mismos resultados. El hecho concreto es que la tripulación de unas 25 naves atenienses se perdió y eso - a juicio, naturalmente, de los que no se mojaron ni los pies durante todo el episodio porque se hallaban muy orondos en tierra firme - empañó la victoria de un modo intolerable.

A pesar de que asociamos los Juegos Olímpicos con el deporte, los Juegos de la Antigua Grecia eran principalmente un festival religioso en honor a Zeus. Dice la leyenda que los Juegos fueron fundados por Heracles, quien plantó un árbol de olivo de donde se hacían las guirnaldas de los ganadores. Las primeras Olimpíadas se realizaron con un solo evento: una carrera a pie de unos 182 metros llamada El Estadio, originando la palabra “estadio”. Los Juegos se pactaron hacerlos cada cuatro años, siendo conocido como Olimpíada, el período de tiempo entre dos eventos. Los griegos se tomaban tan en serio los Juegos que se declaró una tregua y fue estrictamente respetada durante cada Olimpíada. Incluso durante la guerra del Peloponeso, los enemigos se unían y competían lado a lado durante el evento. La tregua sólo fue rota una vez, por Esparta, y como castigo se le prohibió participar en los Juegos del 420 A.C.. En el siglo XIX, surgió la idea de realizar unos eventos similares a los organizados en la Antigüedad, los que se concretarían principalmente gracias a las gestiones del noble francés Pierre Frèdy, Barón de Coubertin. La primera edición de los llamados Juegos Olímpicos de la Era Moderna se realizó en Atenas, capital de Grecia. Desde aquella oportunidad, los Juegos Olímpicos han sido realizados cada cuatro años en diversas partes del planeta, siendo las únicas excepciones las ediciones de 1916, 1940 y 1944, debido al estallido de la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Los griegos, y a continuación los romanos, reservaban al vino un lugar importante en sus vidas. Sobre todo por sus usos religiosos y rituales, el vino se convirtió en un elemento clave de la civilización occidental.  Es conocido que fueron los romanos quienes extendieron el cultivo de la vid y la elaboración del vino más allá del Mare Nostrum, incluyendo, por supuesto, las provincias romanas de la Península Ibérica, de cuyos puertos zarpaban barcos cargados con ánforas llenas de vino en dirección a la metrópoli. Los romanos incorporaron a los dioses griegos adaptándolos a sus características. Así, Dioniso se convirtió en Baco, y su culto se extendió sobre todo entre las mujeres, los esclavos y los pobres, hasta el punto de que los emperadores intentaron prohibirlo sin demasiado éxito.
En la Grecia clásica las fronteras  caminos se marcaban con rocas gigantes con forma fálica llamadas Hermas. En la temprana Grecia Antigua, Hermes fue un dios fálico de las fronteras. Su nombre, en la forma «herma», designaba a un montón de piedras usado para marcar los caminos y delimitar fronteras y propiedades. Cada viajero que pasaba por el camino añadía su piedra al montón, indicando así su presencia. Sobre el 520 Hiparco, hijo de Pisístrato, sustituyó los montones de piedra que señalaban el punto medio entre cada pueblo (deme) del Ática y el ágora de Atenas por pilares cuadrados o rectangulares de piedra o bronce coronados por un busto de Hermes, con barba y un falo erecto en la base. En las más primitivas hermas «cilenas», el pilar de piedra o madera era simplemente un falo tallado. En Atenas, las hermas se colocaban fuera de las casas para atraer la buena suerte. Como señaló Walter Burkert, «resulta asombroso que un monumento de esta clase pudiera ser transformado en un dios olímpico». El dios griego sátiro de la naturaleza, las ovejas y los rebaños, Pan, se decía a menudo que era hijo de Hermes y la ninfa Dríope. En el himno homérico a Pan, su madre huía del recién nacido dios asustada por su apariencia cabruna.
 
 
 
 

 

 

 

 

                

  • Todas las imágenes e información aquí publicados han sido obtenidas de Todas las imágenes e información aquí publicados han sido obtenidas de Internet, todas pertenecen a sus creadores. Si en algún momento algún autor, marca, etc. no desean que estén aquí expuestas, ruego nos contacten  para poder tomar las medidas oportunas.. Si alguno de sus autores desea que sean retirados le ruego que me lo comunique por e-mail, no pretendemos aprovecharnos de sus trabajos, solo darlos a conocer. En cualquier caso, si podes aportar  alguna información  de interés,  lo podes enviar vía e-mail para ampliar información.