COPAS

 

Las copas que se ponen en una mesa son las de agua, vino tinto, vino blanco, champaña (opcional) y clarete (opcional). Aunque los primeros recipientes para beber cerveza (anterior al vino ) de tipo jarra se remontan a 3000 años antes de Cristo , no es hasta entrado el siglo X cuando se puede comenzar a hablar de copas propiamente dichas.

 

Para beber y saciar su sed, el hombre primitivo ponía sus manos en forma de copa. A medida que la civilización progresó, sintió la necesidad de encontrar otro medio para llevarse las bebidas a la boca.
Primero, adoptó para su uso cuernos, cáscaras de frutas, trozos de madera ahuecados, potes de arcilla cocida que luego complementó con un asa. Servían para contener agua, leche, miel o algunos alimentos que luego colocaban sobre la llama para cocerlos.
En la Roma antigua, el modoliulus era lo más parecido a la actual copa y tenía la medida de un tercio de ánfora. Otro recipiente particular, llamado mastos en griego, reproducía la forma del seno de una dama, y fue el primer diseño de lo que hoy llamamos copa para vinos espumantes.
Los materiales con se fabricó esta vajilla fueron varios: la cerámica y el metal se vieron adornados por arabescos, cincelados o grabados sobre estructuras cada vez más complejas y diversas. En la época del Renacimiento el trabajo sobre el cristal y el oro llegó a alcanzar un altísimo nivel.
A fines del siglo XIX y principios del XX, estuvo de moda tallar las copas sobre cristales de colores. Sin embargo, los entendidos en el arte de beber sustituyeron progresivamente estas copas coloridas por otras incoloras, perfectamente transparentes en las cuales les era posible apreciar, sobre todo, el vino, que en latín significa "ver a través de".
De este modo se crearon copas especiales para cada tipo de vino: blanco, tinto, añejado, champagne, espumante y de postre.Tal vez el más antiguo de los vasos fue la llamada "copa de Néstor", descubierta por el arqueólogo alemán Schliemann en una de las tumbas de la antigua ciudad griega de Micenas. Se trataba de una copa de oro que pertenecía al rey Néstor, en forma de tronco cónico apoyado sobre un alto pedestal con dos asas que se unían en la base.

 

COPAS

 Estos son los modelos más comunes que no deberían faltarte:


Copas que se ponen en la mesa
Las copas que se ponen en una mesa son las de agua, vino tinto, vino blanco, champaña (opcional) y clarete (opcional). En caso de que vaya a ofrecerse un solo vino, se coloca la copa de éste y la de agua.Las cremas y licores se sirven en las copas destinadas para ello. En muchas ocasiones, los comensales se retiran de la mesa y pasan a otro lugar a tomar este tipo de bebidas, aunque también hay quienes permanecen en ella. En realidad, todo esto es cuestión de preferencias, gustos y costumbres de las personas.

Cómo colocar las copas en la mesa

Las copas de vino a la derecha y la de agua ligeramente a la izquierda. Si también vamos a tomar vino blanco, se colocará al lado derecho de la destinada al tinto.
Las copas se ubican a la derecha en la parte posterior del plato. Cuando son más de dos, se disponen en forma de triángulo o en fila hacia el centro del plato, delante de cada persona, y se colocan de derecha a izquierda, en el orden en el cual se han de utilizar.
Cuando se ofrece únicamente agua, debe colocarse la copa a la derecha, frente al cuchillo.

 


COPAS

COPA DE VINO
La copa clásica de vino es de cristal transparente y tiene un tallo relativamente largo que permite sostener la copa sin calentar la base con la mano. También es importante que la forma de la copa sea ligeramente curva para poder captar el aroma del vino y dirigirlo hacia la nariz.
COPA DE CÓCTEL

Las copas de cóctel son las que tienen una forma más abierta que las de vino, formando un triángulo por encima del tallo al mirarlas de costado. También se conocen como copa de Martini. Se utilizan para combinados “sofisticados” como la margarita, el martini o el manhattan. A menudo la receta requiere enfriar la copa en el frigorífico antes de servir.

 

Las copas del agua, las más grandes, se ponen junto a las de vino. Si vamos a servir vino blanco y tinto, colocaremos la copa de vino blanco, la más pequeña, delante del cuchillo del plato fuerte. La copa de agua a su izquierda en línea recta y la del vino tinto junto al plato, formando un triángulo. Las copas de flauta (espumosos), harán su aparición cuando el resto de la cristalería haya sido retirada.
 
 

La copa de brandy o cognac
El licor se sirve en pequeñas cantidades, una onza aproximadamente. La forma de esta copa ayuda a degustar este licor fuerte, que debe consumirse a pequeños sorbos. La copa de brandy o coñac no forma parte del grupo que se pone en la mesa, ya que éstos se ofrecen siempre después de la comida, acompañando el servicio de café.

 
 

VASO ALTO
 
También conocido como vaso tubo o “highball” en inglés, este vaso es el que se usa en todos los bares de copas para combinados que llevan bebidas gaseosas, como por ejemplo el cuba libre. Las bebidas alcoholicas largas (Gin-Tonic, Whisky con Soda,...) se sirven en vasos altos.

 
 
     
 
 
 
 

VASO DE WHISKY
Son vasos anchos y gruesos, utilizados para servir ciertos alcoholes con hielo, en general whisky.
 

Copas

 

 
   1. Copa para agua
   2. Copa para vino tinto
   3. Copa para vino blanco
   4. Copa para licor o tequila
   5. Copa para champaña

6. Copa para coñac
7. Copa para cerveza
8. Copa para coctel
9. Vaso alto para whisky
10. Vaso para whisky

 

COPAS

 

Romanos y fenicios usaban una única copa para toda la familia, que se colocaba en mitad de la mesa para uso de todos. Debido a su alto precio, sólo las familias ricas podían permitirse una, normalmente de lujo y muy pesada.

La situación cambió con la aparición de la técnica consistente en soplar el vidrio , que hizo más asequible poseer copas de vidrio, aunque seguían siendo caras además de frágiles. Con el paso del tiempo las técnicas evolucionaron y el precio del vidrio, y por tanto de las copas, bajó.

En el renacimiento se produjeron nuevos diseños realmente espectaculares con nuevos materiales e incrustaciones. Durante el siglo XVII se cambia el vidrio por cristal , más brillante y más maleable que éste.

En 1977 se certifican las copas para degustación . Esto no es caprichoso, pues la forma, el grosor del cristal y hasta el color de la copa influyen a la hora de degustar el vino y en la percepción que tiene el catador sobre la bebida.

Mitos sobre las copas  

 Durante la Edad Media se creía que bastaba con beber de una copa hecha con el cuerno de un unicornio para librarse del mal causado por cualquier veneno . Probablemente la copa más famosa sea la de el Santo Grial , la mítica copa que uso Jesús en la última cena y a que se le atribuyen poderes sobrenaturales, tales como curar las enfermedades o la vida eterna.

En Francia y en el Reino Unido, les gustaba (hace tiempo) las copas en forma de plato “la coupe’’.
Se rumoreaba que las copas habian sido diseñadas copiando la forma de los senos de la emperatriz Josefina (algunos dicen Mme Pompadour), sin embargo, en la coupe, el mousse fino se pierde rápidamente y se desperdicia el bouquet. Actualmente se utiliza la ‘’flauta’’, una copa elegante de lados rectos, otros prefieren la tulipan que tiene una leve curva en sus lados, esta copa resalta el bouquet por su boca estrecha

 

Cuidados
Las copas, y cualquier pieza de cristal, quedan muy brillantes si se las friega con una combinación de agua con vinagre y se deja secar en un escurridero, sin frotarlas con ningún paño. Si la cristalería es muy fina, ten cuidado con los cambios de temperatura al fregarla o sacarla del lavavajillas, ya que una corriente de aire podría resquebrajar o romper algunas piezas. Si tienes algún resto pegado a la copa, nunca utilices una esponja metálica ya que podría rayar tu cristalería.

   
¿QUIEN INVENTO LA COSTUMBRE DE BRINDAR ?

La mayoría de las explicaciones suelen ser... ¡un invento! Pero esta me divierte. Los griegos llamaban así: "Filotesia" (es decir: Salud y Amistad) a la costumbre de brindar en la mesa. Según refiere Homero, el primero en llenarse la copa de vino (¡cuándo no!) era el dueño de casa. Pero no para olerlo, hacerlo girar y seguir haciendo toda clase de monerías que hacen ahora los entendidos para "catarlo", sino para... ¡derramar un poco en el piso! (total, lo limpiaban los esclavos...). Era una forma de sacrif icar el vino a los dioses o a la amistad. Después, sí: el anfitrión bebía a la salud   del invitado que quería distinguir, a quien luego le entregaba el vaso. Este bebía un sorbito y lo pasaba a otro. .. el otro bebía un sorbito y... ¡Adivinó! Se lo pasaba a otro... No era por mezquindad, sino por distinción. ¡Salir de un banquete sin que  nadie lo hubiera obligado a beber era una verdadera afrenta para invitado! Me queda una duda: ¿se brinda así porque el vino en aquel entonces  era muy caro o muy barato. Porque si las reuniones eran de personas nada más, vaya y pase ¿Pero si eran una multitud? Seguramente ni Carlos ni yo tenemos ascendencia griega: antes compartir su vino favorito... ¡él prefiere reservarlo para cu do estamos solosl No es egoísmo, no... Siplemente: iprevisión..se' miente más de la cuenta/ por falta de fantasia ... / ¡También la verdad se inventa!" Después todo... "¡Qué es una mentira  sino otra cosa que la ver disfrazada7', diría lord  Byron !Hic!

 


 

Una leyenda afirma que el molde que dio forma a la primera copa de champán de la historia, se había hecho sobre un pecho de la reina Maria Antonieta, esposa de Luis XVI.

 

 

 

 
 

 

 


  •  Todas las imágenes e información aquí publicados han sido obtenidas de Internet, todas pertenecen a sus creadores. Si en algún momento algún autor, marca, etc. no desean que estén aquí expuestas, ruego nos contacten  para poder tomar las medidas oportunas.. Si alguno de sus autores desea que sean retirados le ruego que me lo comunique por e-mail, no pretendemos aprovecharnos de sus trabajos, solo darlos a conocer. En cualquier caso, si podes aportar  alguna información  de interés,  lo podes enviar vía e-mail para ampliar información.