Romanov inicia una dinastía que reinara hasta entrado el siglo XX. Se dice que los Romanov provenían de una familia aristócrata de Moscú, al casarse Anastasia Romanovna con el Zar Iván IV llamado El terrible , se inicia lo que posteriormente sería la dinastía Romanov, sin embargo no fueron los hijos de Anastasia e Iván los que harían la dinastía Romanov sino los hijos del hermano de ella.

Las raíces de la historia de la casa imperial rusa son las de una familia de boyardos, cuyo nombre es Romanov. En 1613, el hijo de dieciséis años del Metropolita Filaret (líder de la Iglesia Ortodoxa en Rusia), Mikhail Fyodorovich Romanov (1596-1645) fue elegido Zar y reinó hasta su muerte, en 1645.  Le sucedió su hijo Alexis Mikhailovich (1629-1676), que se casó, en 1648, con María Ilinichna Miloslavskaya (1625-1669). Esta pareja tuvo tres hijos: Alexis (1654-1670), Fyodor (1661-1682) y Ioann (1666-1696), y una hija, Sofía (1657-1704). Después de la muerte de su primera mujer, Alexis Mikhailovich se casó con Natalia Kirillovna Naryshkina (1651-1694), con quien tuvo un hijo, Pyotr Alexeevich (1672-1725) (PEDRO EL GRANDE ), y una hija, Natalia (1674-1716).

Catalina I fue zarina de Rusia de 1725 a 1727. Era la esposa de PEDRO EL GRANDE.  Su nombre original era Marta Skavronska y se cree que era una campesina polaca nacida en Letonia en 1684, cuando era una provincia de Suecia, hija de Samuel Skavrosnky y Elisabeth Moritz, que murieron en la epidemia de peste en 1684. Había sido prostituta.  Se ha especulado con que fueran siervos fugitivos, lo que explicaría los intentos de los gobiernos siguientes de mantener esta historia en secreto. Al morir Pedro el Grande le sucedió en el trono su esposa Catalina (quien había sido su amante hasta 1712, año de su matrimonio).

 

 

CATALINA LA GRANDE I-

PEDRO EL GRANDE I-

 

La llamada Katrina Akovrinsky al quedar huérfana, entra a servir en casa de Ernest Gluck, pastor luterano de Marienburg, que no hizo nada por darle una educación, manteniéndose analfabeta toda su vida. Muy jóven contrajo nupcias con un oficial de dragones sueco llamado Johan Raabe, pero cuando Marienburg fue conquistada por las tropas rusas, Gluck se ofreció para ir a Moscú como traductor al servicio del mariscal de campo Boris Sheremetev, llevándose a Marta. Más tarde, pasó a ser criada (y amante) del príncipe Alejandro Ménshikov, amigo y cortesano de Pedro I.  El zar estaba casado y Martita era una amante más. El tema se caldeó cuando Marta se convirtió en enfermera particular para los ataques de Pedro de epilepsia. Poco a poco nació el amor. En 1707 se casaron en secreto.

 Tuvieron once hijos de los que sobrevivieron Ana (1707-1728) duquesa de Holstein que solo vivió 20 años e Isabel I Petrovna de Rusia emperatriz de Rusia, llamada La Clemente . Catalina pensó en unir a su hija Isabel con el soberano Luis XV. Isabel I anuló toda la obra de su padre, otorgó más privilegios a la nobleza, empobreciendo a los campesinos. Intervino en la guerra de los siete años (1756-1763) contra Federico II de Prusia.  Isabel tuvo romances con los Chouvalov (Alejandro y Pedro), con Miguel Vorontsov y con dos personajes más de apellidos Lestocq y Schwartz. Al morir Isabel  dejó como sucesor a su sobrino Pedro III y a su vez nieto de Pedro el Grande, también hijo de su hermana mayor Ana y de Carlos Federico (duque de Schleswig-Holstein-Gottorp). Pedro III tuvo un reinado muy corto ya que fue destronado por su propia esposa Sofia de Anhalt-Zerbst que subió al trono bajo el nombre de Catalina II.

 

 

 

Catalina la Grande (1684-1727) quien reinó durante 2 años sobre Rusia gracias al apoyo y amor de los militares...

En 1711 Catalina acompañó al Zar en la Campaña de Prut, contra Turquía, y se cuenta que salvó la vida del rey cuando estaba rodeado por un ejército muy superior, sugiriéndole que se rindiese y utilizando sus joyas y las de sus damas para sobornar al Gran Visir. Pedro I la premió casándose oficialmente con ella en 1711, a pesar de que él estuviera casado todavía con Eudoxia Lopukhina, a quien había encerrado en un convento y con quien tenía un hijo, Alexis Petrovich, al que ejecutó. Dio a Catalina el título de Emperatriz, siendo la primera mujer en tener este título: hasta entonces la esposa del Zar era conocida sólo como su consorte. En 1724, fue nombrada corregente.

Durante el reinado de Pedro I, tuvo gran trascendencia la reforma del Ejército, que permitió a personas sin título nobiliario la posibilidad de acceder al cuerpo de oficiales, acabando así con el monopolio nobiliario en esos cargos, y nombrándoles también para cargos públicos, basándose sólo en su competencia, por lo que al morir el rey en 1725 designándola sucesora, tuvo que hacer frente a la oposición del clero y de los boyardos, que estaban en su contra por las reformas realizadas, y a la del pueblo llano que apoyaba los derechos del príncipe Pedro, hijo del zarevich Alejo Petróvich. La nobleza nueva del círculo de Pedro I, con Menshikov a la cabeza, y sus colaboradores burgueses la apoyaron, y la guardia la proclamó Emperatriz. Fue el inicio de una época de la Historia de Rusia caracterizada por continuos golpes de Estado y por el gobierno de favoritos.

Fundó la Academia de ciencias de San Petersburgo, entre cuyo profesorado contrató a los matemáticos Leonhard Euler y Daniel Bernoulli, y construyó un gran número de puentes en San Petersburgo. En general sus políticas fueron razonables y cautelosas. Fue la primera mujer que gobernó Rusia, y abrió el sendero para un siglo de reinados femeninos, incluyendo a su hija y a Catalina II, las cuales continuaron la política marcada por Pedro I.

Mientras construían la ciudad, vivieron en una cabaña donde Catalina cocinaba y el zar cuidaba el jardín. Cuando se trasladaron a palacio, la conservaron rodeándola de una valla.  Su correspondencia demuestra que siempre se tuvieron un gran cariño, y ella le cuidaba personalmente durante sus ataques epilépticos. Se cuenta que sólo discutieron una vez, debido a la ejecución, convicto de corrupción, del secretario de ella. Ella le permitía que el tenga amantes.

Murió Catalina en San Petersburgo en 1727, a los 43 años, y está enterrada en la Catedral, dentro de la fortaleza de San Pedro y San Pablo. Catalina la Grande fue sorprendida por la muerte en 1796, sentada en su retrete mientras evacuaba con esfuerzo y dolor un cólico letal que padeció un 16 de Noviembre.

HECHOS CURIOSOS

 Catalina  se destaca por embriagarse y desmayarse en medio de sus borracheras.  Bofeteaba de la nada a sus servidoras. Su vida desordenada causaba estupor y los nobles sentían que el imperio perdía estabilidad. Su reinado duro dos años y dos meses.

  La emperatriz rusa Catalina la Grande fue la primera en "inventar" la montaña rusa en el siglo XVIII. Para combatir su aburrimiento, se tiraba por la ladera de una montaña subida en un cajón de madera. Esta distracción se popularizó y, en 1884, Marcus A. Thompson construyó en el parque de atracciones de Nueva York la primera montaña rusa con vagonetas.

  La Villa de los Zares (ruso: Царское Село, Tsárskoye Seló) fue la antigua residencia de la familia imperial rusa en la ciudad de San Petersburgo y el centro de recibimiento de la realeza y la nobleza exterior.  El centro de palacios de la Villa, (o palacio mejor dicho) se sitúa a 24 kilómetros al sur de la ex-capital zarista, San Petersburgo. El territorio donde actualmente se erigen los palacios pertenecía, en el siglo XVII, a un noble sueco hasta que a finales del ese siglo el territorio fue conquistado por el zar Pedro I de Rusia. El nombre del lugar tiene un origen del finés, ya que se llamaba "saari" pronunciado por los rusos en el siglo XVIII como Sárskoye Seló y finalmente sustituido en el siglo XIX por el actual. En 1708 el zar Pedro I donó los territorios a su futura mujer, la zarina Catalina I de Rusia, que fundó la iglesia de la Anunciación (Blagoveschénskaya) en 1724. Fue la misma zarina Catalina quien inició la construcción de una casa de campo, que se convirtió en el primer Palacio de Catalina.

 

 

 

 

Pedro El Grande (1682-1725)

Fundó San Petersburgo

Hijo del zar Alexis y de su esposa Natalia Narishkina.

Lo cierto, y ya desde el zar  Miguel III Romanov, todos los sucesivos soberanos se consideraban como los sucesores del extinguido Imperio Bizantino. Pedro el grande era un buen hombre pero demandante como un cesar. El nunca cambió sus hábitos orientales. Aunque el visitó Europa y vestía a la moda europea, su forma de ser era completamente ruso. Pedro creía en Dios pero nunca entendió la religión, no le gustaba ir a misas o oraciones. En todos sus hábitos el era una persona inmoral vista desde un ideal europeo pero los rusos no son europeos. El cesar amaba los vinos, mujeres y las fiestas- en otras palabras- todo lo que a los rusos les gusta ahora. A el le gustaba tanto las fiestas que muchos de sus amigos murieron borrachos. El viajó mucho y era un invitado hasta en su propia casa ya que raramente iba a esta. El nunca se arrepintió de como vivió su vida.

Su infancia y características...

Llego a convertirse en zar a los 10 años.  Presenció brutales asesinatos que duraron 3 días. Se conocía por su impresionante estatura, medía 2 metros y 4 centímetros de alto, anchas espaldas, brazos poderosos. Su cabeza era demasiado pequeña para su cuerpo. A esto se añadían sus notables tic faciales y sufría casi con certeza episodios de epilepsia. Por lo tanto, presentaba la imagen de un hombre muy grande, pero no muy saludable.

Sus logros...

En 1703, Pedro  fundó San Petersburgo y  entró en la historia como el monarca que dio a Rusia su primera salida permanente a los mares occidentales y también como el reformador que abrió una ventana a Europa. Por esa ventana introdujo Pedro I, entre otras cosas, la vida social propia de las cortes europeas: obligó a sus súbditos a vestirse a la europea, a usar peluca, a tener en sus casas sala para invitados y colgar cuadros de las paredes. Introdujo el tabaco y el café, cuyo consumo la Iglesia ortodoxa censuraba; beber alcohol en grandes cantidades durante las fiestas pasó a ser considerado de buen tono; las mujeres dejaron de vivir encerradas en sus casas, y las costumbres, especialmente la moral, se relajaron.

 

Sus hijos y consortes...

Primeras nupcias

En primeras nupcias  Pedro se había casado con Eudoxia y había tenido un hijo el zarevich Alexis (1690-1718). El matrimonio fue un fracaso absoluto, y diez años más tarde Pedro la obligó a tomar los hábitos y con ello se liberó del matrimonio pero 11 años mas tarde ella tuvo un apasionado romance  con un mayor del ejercito. Cuando Pedro se enteró el mayor fue arrestado, torturado y empalado. Ella fue encerrada en una celda en un monasterio.  En 1718, no dudó en hacer ejecutar a su heredero el zarevich Alexis  tras descubrir su vinculación en una conspiración contra su padre. Éste Alexis dejaba tras de sí un hijo de 3 años, de su matrimonio con  Carlota de Brünswick-Wolfenbüttel (1694-1715): el que en su día sería el zar Pedro II de breve reinado de 3 años. Durante los últimos años de su vida, Pedro fue asolado por infortunios. La muerte de sus hijos jóvenes, la infidelidad de su mujer y una serie de traiciones por parte de sus amigos constituyeron disgustos que no sólo tuvieron repercusiones personales sino que afectaron de una manera importante el futuro de Rusia. Su hijo mayor Alexis, de su primera mujer, fue acusado de traición y condenado a muerte. Pedro envío a que le dieran latigazos para que confiese. Sin embargo, murió antes de la ejecución.

Su hijo Pyotr Petrovich, de Catalina fue declarado heredero pero murió siendo niño todavía. Pedro no tenía más hijos varones. Tanto para él como para Rusia la sucesión era importante. Anna Petrovna fue la hija mayor del emperador Pedro el Grande y Catalina I de Rusia. Carlos Federico de Holstein-Gottorp, un sobrino de Carlos XII de Suecia, quién no tenía hijos se casa con Anna después de la muerte de Pedro, en 1725, en la iglesia de la Trinidad en San Petersburgo.  Su hermana Isabel gobernó como emperatriz entre 1741 y 1761. Su hijo Pedro, conocido como Pedro III de Rusia, gobernó en 1762.

 Estaba decidido a impedir golpes de Estado en el palacio, como aquellos que recordaba de su infancia. Por esta razón publicó, en 1722, un Decreto de Sucesión sin precedentes, el cual garantizaba al monarca el derecho de nombrar a un sucesor. Así fue como escogió a su mujer, Catalina.  En 1707 se había casado en secreto con Katrina Akovrinsky llamada luego Catalina. Al morir Pedro Rusia se convierte en el reino de las mujeres. 

Su muerte...

Pedro I murió el 28 de enero (8 de febrero, fecha europea) de 1725, sin dejar testamento. Casi todos los logros económicos, políticos y culturales de Rusia, de fines del siglo XVII a inicios del XVIII, están relacionados con su nombre y estuvieron determinados por su voluntad de hierro, su energía indomable y su obstinación. Toda su vida y sus esfuerzos sobrehumanos estuvieron dedicados al bienestar de Rusia.  El cuerpo embalsamado de Pedro estuvo en exposición en Moscú durante varias semanas en ataúd abierto. Tuvo un pomposo funeral. Catalina su consorte falleció dos años mas tarde  que el.

 

 

Pedro I nació la noche del martes 30 de mayo de 1672. Fue el décimo cuarto hijo del Zar Alexis Mikhailovich, cuyo sobrenombre era “El Silencioso”, hijo de su segunda mujer, Natalia Kirillovna Naryshkina.

 

HECHOS CURIOSOS

 

 La estatua ecuestre de Pedro I El Grande todavía puede contemplarse en la Plaza del Senado de San Petersburgo en Rusia.. Con sus 1.500 toneladas de peso y los más de seis kilómetros que la separan de su emplazamiento original, La Piedra del Trueno es la piedra más grande jamás movida por el ser humano. Erigir tan colosal monumento fue una tarea titánica que se alargó durante catorce años (1768 – 1782). Sólo en hacer la estatua de bronce de 7m. de alto se tardó doce años, pues durante el primer fundido se rompió el molde en el que se estaba vertiendo el metal provocando un incendio en las instalaciones y obligando a repetir de nuevo todo el proceso.

 

De acuerdo con la tradición, el nacimiento de un hijo de la realeza era proclamado con repique de campanas, al que seguían ceremonias y festividades religiosas y seculares. Cuando nació Pedro el grande a las cinco de la mañana, su padre el Zar hizo su aparición y se celebró una misa de acción de gracias en la Iglesia de la Asunción, en el Kremlin de Moscú. Las ceremonias y festividades tradicionales, incluyendo un festín a los pobres, duraron días a pesar de que, por la Cuaresma, el bautizo tuvo que ser pospuesto hasta el 29 de junio, día de San Pedro.  Todos los hijos de Alexis Mikhailovich con su primera mujer, María Miloslavskaya, eran enfermizos, así que el Zar se alegró con el nacimiento de un niño saludable.

  A diferencia de lo que ocurría en Europa occidental, donde los homosexuales eran perseguidos, encarcelados y ajusticiados, no existían en Rusia leyes que mencionaran a los homosexuales o que prohibieran los actos homosexuales. Esto cambió con la aparición en escena de Pedro I el Grande. Introdujo la primera ley antihomosexual en el Imperio ruso. Los viajeros del siglo XVI se sorprendían e incluso escandalizaban de que la homosexualidad era vivida abiertamente en Rusia. Según Simon Karlinski el período moscovita es probablemente «la era de mayor visibilidad y tolerancia para la homosexualidad masculina que el mundo había visto desde los tiempos de la antigua Grecia y Roma». Según los informes de viajeros extranjeros la homosexualidad no sólo estaba extendida entre las clases bajas, menos educadas, sino también entre las clases más altas e incluso entre los monarcas reinantes. Entre los monarcas que se identifican como homosexuales (o por lo menos bisexuales) se pueden mencionar: el Gran Príncipe Basilio III, su hijo, el Zar Iván el Terrible (Tolstoi escribió en 1862 la historia de la relación entre Iván y Fyodor Basmanov en su novela Knjaz 'Serebrjanny; la historia también fue utilizada más tarde por Sergéi Eisenstein en su película Ivan Grozny de 1945) y el llamado Falso Dimitri I. Los informes hablan no sólo acerca de las relaciones sexuales entre hombres, sino también entre hombres y caballos, por ejemplo.

El pequeño Zarévich era tan activo y ágil que constantemente tenía que ser observado. Se desarrolló deprisa. Tenía solamente cinco meses cuando logró ponerse de pie, por lo que tuvieron que construirle una andadera con ruedas a fin de que no se cayera. Pedro comenzó muy pronto a interesarse por juguetes militares, de modo que sus muñecos, pequeños órganos, clavicordios y juegos de pelota fueron sustituidos rápidamente por miniaturas en madera de espadas y pistolas, arcos y flechas, cañones de juguete, tambores, banderas y barcos. Los maestros artesanos empleados en el Arsenal recibían constantemente nuevos pedidos de juguetes para él, principalmente de naturaleza militar.

  Pedro fue el autócrata mas poderoso e inteligente de Rusia. Uno de los personajes reformistas más importantes de Rusia. Llevó a su nación, hacia una extraordinaria transformación que la acercaría a las naciones europeas occidentales, Reorganizó el estado y el ejército, ampliando las posibilidades de la economía y haciendo que la población pasara de sus viejas costumbres a las modernas maneras de la Europa del siglo XVIII.-Construyó San Petersburgo., con el objeto de "abrir ventanas hacia el oeste". Se ocupó de "los modales y la educación del pueblo". Prohibió llevar barba para que los hombres se refinen y no tengan aspecto de salvajes.  Combatió el principio de reclusión de las mujeres, frenó el gusto por las riquezas del clero y hasta corrigió el alfabeto ruso que, juzgándolo demasiado complicado, suprimió 8 letras con el fin de simplificarlo.

En 1702, Pedro el Grande ganó las tierras del norte a sus tradicionales enemigos suecos y decidió establecer la capital del imperio sobre los humedales del estuario del río Neva. Era el peor lugar de Rusia para construir una ciudad, pero el zar estaba determinado a tener una salida al mar y a disponer de una flota que se hiciera respetar en las turbulentas aguas del Báltico. Comenzó por levantar el fuerte de Pedro y Pablo, muertos en épocas de Nerón,  sobre una isla en el río que dominaba todas las entradas. Logró un fortín tan formidable que sus enemigos jamás osaron asaltarlo. Más tarde, decretó que todos los maestros albañiles y carpinteros del país se trasladaran al norte para trabajar en la nueva capital. Contrató a los mejores arquitectos italianos de la época y les pidió construir la ciudad más glamorosa de Europa. San Petersburgo fue diseñada de una sola vez, un conjunto armonioso de palacios, catedrales, puentes y monumentos que se convirtió en el asombro de las cortes europeas

Pedro I el Grande adquirió la colección del naturalista holandés Frederic Ruysch formada por unos mil trescientos fósiles, plantas embriones y animales en perfecto estado de conservación. El zar ordenó el traslado de la colección a Rusia a bordo de un barco. Al arribar el buque a San Petersburgo, se comprobó que la colección estaba prácticamente perdida. Los marineros se bebieron el brandy en que estaban preservados muchos especímenes.

Pedro I el Grande impuso a los boyardos (nobles) la lectura de un libro que enseñaba las normas más elementales de educación, entre ellas, no utilizar la punta del cuchillo para limpiarse los dientes ni tampoco el dedo índice para hacer lo mismo con la nariz. Este mismo rey ordenó cortar la cabeza al amante de su esposa y que la metieran en un frasco con alcohol. Obligó a la reina a ponerlo en un lugar visible de su dormitorio.

Al zar le gustaba rodearse de personas discapacitadas ya que gozaba burlándose de los mismos. También disfrutaba haciendo orgías y cosas extravagantes. Le agradaba disecar cuerpos y practicar autopsias.


La princesa Isabel, hija de Catalina I de Rusia (1684 - 1727), asistía junto con otras muchachas de la corte a bailes de travestidos para emborracharse. En aquella época, las mujeres no podían beber alcohol en las fiestas.

El primer té que llegó a Rusia fue un regalo de los chinos al zar Alexis el padre de Pedro  en 1618. Un acuerdo comercial firmado en 1689 marcó el inicio de un tráfico regular; caravanas de 200 a 300 camellos avanzaban hacia Usk Kayakhta, en la frontera, cargados con pieles que se truequeaban  por té. Cada camello transportaba cuatro cajas de té (unos 270 kg.), por lo que la vuelta a Moscú era lenta; así entre el cultivador chino y el consumidor ruso pasaban de 16 a 18 meses. En 1796, los rusos bebían en un año el té cargado por 6.000 camellos. Las caravanas existieron hasta la puesta en marcha del ferrocarril transiberiano en 1903, lo que permitió que los tés de China llegasen a Rusia en sólo una semana.


  El Museo Hermitage se inicia con Pedro el Grande, cuando adquirió varias obras de arte, entre las que se encontraban David despidiéndose de Jonatan, de Rembrandt y La Venus de Táurida. Pero se considera que su nacimiento oficial es de 1764, cuando un comerciante berlinés envío 225 cuadros a Catalina II en pago de deudas. La emperatriz quiso que su colección no fuera superada por galerías de otros monarcas y comenzó a comprar casi todo lo que se vendía en subastas europeas.Hacia finales de su reinado, la colección del Hermitage contaba con 3.000 cuadros, casi 7.000 dibujos, más de 70 mil grabados y 10 mil piedras talladas que eran su afición especial. Pero sus colecciones no eran accesibles al público. Pasarían varios siglos para que su patrimonio pasara a convertirse en patrimonio del pueblo ruso. En la actualidad el Hermitage recibe unos dos millones y medio de personas por año. En este palacio se encuentran obras de los maestros del Renacimiento italiano: Judit de Giorgione, la poética Virgen de la Anunciación de Simone Martín, obras de Fra Angélico y Botticelli.

 

Emperadores de Todas las Rusias, 1721–1917

 

Lo sucede a Pedro su mujer y luego su nieto quien reino solo 3 años Pedro II  que falleció sin dejar herederos. Luego reinó :

 

 Ana I de Rusia que tampoco dejó herederos...

Fue hija de Iván V, por tanto sobrina de Pedro el Grande y prima de Pedro II al que sucedió en 1730. Contrajo matrimonio con Federico Guillermo, duque de Curlandia, quien se sabia que era pendenciero y alcohólico.  Durante su reinado Rusia participó en la Guerra de Sucesión de Polonia (1733-1735) y se inició otra con los turcos. Mostraba mucha crueldad. Fue muy manipuladora y sagaz. Se reunió en un exclusivo club para mujeres que acudió  Margaret Thatcher. Ana no se interesaba por la política.  Disparaba a animales haciendo grandes matanzas.  Le gustaban las comidas muy elaboradas.  Tenia varias doncellas.  Dejó los asuntos de Estado en manos de una camarilla de alemanes, encabezada por su amante oficial, Ernesto Juan Bühren, nacido en Polonia pero de ascendencia germana, de quien quedó como huellas de su paso por la célebre universidad de Heidelberg una montaña de cuentas impagas, duelos varios y una cordillera de jarras de cerveza vacías. La zarina armonizaba perfectamente con el carácter y los gustos groseros de su amante. Era perversa, adicta a las diversiones violentas, con un toque de sadismo. Dominaba el idioma alemán, pero apenas si deletreaba y masticaba el ruso y dibujaba con esfuerzo su firma con caracteres cirílicos cuando debía refrendar un documento oficial. Su cuerpo voluminoso tendía al descanso; su única agitación era horizontal y acompañada. Nada le placía más que extenderse con su Ernesto Juan en el lecho imperial, sobre todo después de almorzar, y llamar a los gritos a las mujeres de la corte para obligarlas a cantar horas enteras. Discurría sus días entre bromas crueles, diversiones violentas y estúpidas, siesta y siesta a todo canto de mujeres al borde de ataques de nervios, interminables partidas de naipes: la zarina era hábil jugadora, pero no conservaba las ganancias: apostaba hasta que perdía, y perdía enormes sumas cada noche. Sometieron a la población mediante el terror y la corrupción.  Los 10 años de reinado esperpéntico de Ana concluyeron el 17 de octubre de 1740, cuando la vida le hizo la peor de sus bromas pesadas: la muerte. Durante años los excesos le provocaron una deficiencia renal a los 47 años.


Iván fue encarcelado ... ascendió al poder Isabel

Al igual que su antecesor, sin dejar herederos directos, y nombró a su sobrino Iván que lo había adoptado cuando tenia 8 semanas como su sucesor. Un golpe de estado llevó a Isabel I al trono, el 6 de diciembre de 1741. Ella era hija de Pedro el Grande. Iván y su familia fueron encarcelados en la fortaleza de Dunamunde el 13 de diciembre del año siguiente, después de una previa detención en Riga, donde la nueva Emperatriz había decidido primero enviarlos a Brunswick. En junio de 1744 lo llevaron a Kholmogory, cerca del Mar Blanco, donde Iván, aislado de su familia, pasó los siguientes doce años. Isabel I tenía 31 años y era hermosa y elegante. Tuvo una educación muy pobre que compensó con un carácter fuerte y apasionado. Fue la última descendiente por línea masculina de los Romanov que ocupó el trono ruso.

En enero de1762 muere la emperatriz Isabel Petrovna, hija de Pedro "El Grande", deja dos hijos: Un varón, Pedro que no va a reinar ni tan siquiera un año, y una niña de doce años, Ana Petrovna Tarakanoff (1750-1789) que residía en Italia desde muy joven  lejos de las intrigas y luchas cortesanas, sería su legítima sucesora.

 

Sucede a Isabel que gobernó 20 años: Pedro III, su sobrino ...

HECHOS CURIOSOS

Ana obligó a su bufón a casarse con una cabra.

  En el año 1740 Rusia firmó un tratado de paz con Turquía, y para celebrarlo, la emperatriz rusa Anna Ioánnovna ordenó a organizar unas fiestas especiales. Para esta celebración  que eran los carnavales de invierno se construyó la "Casa de Hielo". En febrero del año 2006, en San Petersburgo han decidido a repetir la idea de la zarina, y han vuelto a construir la "Casa de Hielo". El invierno de 2005/2006 era muy frío y la temperatura rondaba -10-35º C. La casa podía aguantar muchos días sin derretirse. El hielo para el Palacio fue traído del lago Ládoga.

  El palacio tenía 20 metros de alto y 50 metros de ancho. Los bloques de hielo enormes “fueron pegados” junto con el agua. El jardín fue llenado de los árboles del hielo con pájaros del hielo y una estatua del hielo de un elefante. Las paredes externas fueron alineadas con esculturas del hielo. Antes de que el palacio allí fuera pedazos de la artillería también hechos del hielo. El palacio también fue equipado con los muebles hechos del hielo, incluyendo una cama del hielo con el colchón y las almohadillas del hielo. La estructura entera fue rodeada con una cerca de madera alta.

   Veinte mil personas fueron desterradas durante el reinado de Anna a Siberia.

 

 

 

 
 

 

 

 


  •  Todas las imágenes e información aquí publicados han sido obtenidas de Internet, todas pertenecen a sus creadores. Si en algún momento algún autor, marca, etc. no desean que estén aquí expuestas, ruego nos contacten  para poder tomar las medidas oportunas.. Si alguno de sus autores desea que sean retirados le ruego que me lo comunique por e-mail, no pretendemos aprovecharnos de sus trabajos, solo darlos a conocer. En cualquier caso, si podes aportar  alguna información  de interés,  lo podes enviar vía e-mail para ampliar información.