Ana de Habsburgo, esposa de Luis XIII, madre de Luis XIV

(Valladolid, 22 de septiembre de 1601 - París, 20 de enero de 1666)


 

Ana de Habsburgo más conocida como Ana de Austria ; noble española, reina de Francia. Fue bautizada con el nombre de Ana Mauricia.. «Una mujer de gran belleza, cuyo andar es el de una diosa, con ojos repletos de dulzor, sus manos y sus brazos de una belleza sorprendente…».

 Hija Felipe III (1578 1621), rey de España (1598 1621) y de la Archiduquesa Margarita de Austria (1584 -1611).  Al contraer matrimonio con  Luis XIII (1601 1643), pasó a ser reina de Francia y de Navarra.

 

 

Sin embargo, poco pudo disfrutar de su infancia, pues, el duque de Mayenne solicitó su mano en representación del poderoso monarca francés Luis XIII, recién llegado al trono galo y de idéntica edad que la princesa. Todos bendijeron esta unión, incluido el Papa Pablo V, quien vio en el enlace matrimonial una posibilidad tangible de alcanzar la paz entre las dos potencias católicas. La boda se celebró el 18 de octubre de 1615 en la catedral de Burgos, siendo por poderes y con el duque de Lerma como representante del rey. No obstante, la vida de doña Ana en la corte francesa no sería todo lo feliz que ella pretendía; poco importó la magnífica dote de 500.000 ducados de oro que su padre entregó, o las abundantes joyas que rodearon su existencia.

 Luis XIII

 El matrimonio de Ana de Austria y Luis XIII, se celebró en Burdeos el 21 de noviembre de 1615.  Ana era una mujer hermosa, . Vestía bien con sencillez y no usaba joyas.  Pertenecía a la rama de los Habsburgo. Ana y Luis XIII no fueron un matrimonio feliz, y desde 1620 hasta la muerte de Luis en 1643, la pareja vivió prácticamente separada. Luis era muy poco conversador y pasaban semanas sin verse.  eran primos lejanos y los casaron cuando ambos tenían 14 años. A los tres años de matrimonio recién Ana quedo encinta por vez primera pero perdía los embarazos.  Luego de 22 años de matrimonio al fin queda embarazada de su primerizo. Al nacer el delfín siguiendo una costumbre ancestral el recién nacido fue bañado con vino y aceite de rosas rojas. Al pequeño se lo llamo Luis como el primer hijo de Carlomagno nacido en el año 778.  Paris por seis días festejo el nacimiento del Delfín. Ana estaba muy contenta con su hijo. En 1640 Ana dio a luz a otro niño que se llamo Felipe igual que su abuelo de la parte materna.  El recién nacido recibió el titulo de duque de Anjou.

 Luis XIII nacido hace cuatro siglos, fue un monarca muy vinculado a España, por las guerras y por su matrimonio con Ana de Austria. Fue un personaje complejo, de salud más bien mediocre y escaso equilibrio nervioso, que a menudo le empujó a buscar la soledad. Católico ferviente, sintió un amor enfermizo hacia el pecado, lo que a su vez le condujo a llevar una vida austera, casi ascética. Sus contemporáneos coincidieron en destacar en él su carácter tímido y sombrío. Malhumorado, irritable y tartamudo, la desconfianza hacia los demás le hizo cultivar intensamente una de las cualidades más apreciadas por la cultura cortesana de la época: la disimulación.

Ana , fervorosa entusiasta de la comida española, que introduce en Francia la olla podrida, cuyo éxito fue más bien escaso, y el chocolate (ella llega a la corte con sirvientas expertas en preparar chocolate) que bien pronto tuvo en Francia fervientes partidarios, también algún detractor: Madame de Sevigné llegó a decir que un hijo de una íntima amiga suya había tenido un hijo negro a causa de haber comido mucho chocolate durante el embarazo (a buen seguro que la buena de Sevigné logró salvar a su amiga de un pequeño desliz con un buen mozo negro), y en su ‘Tratado de los Alimentos’ Louis Lemary convierte el chocolate en un producto excelente para excitar los ‘ardores de Venus’. El amante de Ana, Mazarino, reclutó un chocolatero italiano para sí mismo, y en Versalles se puso de moda, todos los lunes, miércoles y jueves se servía en los salones de la Corte. Nada más llegar a Versalles, en 1670, hace instalar en la parte sur del palacio todo una impresionante servicio de cocina, con una gran infraestructura culinaria que, sostenida por dos mil servidores, todos los días tenía que satisfacer al rey y a sus huéspedes (alrededor de tres mil diarios). También en el día a día, en las pequeñas cosas, era imprescindible deslumbrar al resto del mundo.

Cada comida de Versalles se prepara con esmero y se presenta con gran fausto. El mismo Rey cuida, en ocasiones, la preparación de los platos; procura que el personal elegido sea el mejor. Le gusta la abundancia, la diversidad de los platos (no se le puede servir nunca dos veces el mismo plato) y, sobre todo, la frescura: el huerto del Señor de La Quintinie abastece a diario la mesa del Rey con frutos y legumbres frescas. Las piezas de carne, compradas en París o en Versalles, se despiezan en las propias dependencias del palacio, y el pescado se trae durante la noche para conservar su frescura. La gastronomía en esta época sufrió una profunda revolución: las carnes ya no se cocían antes de asarlas; las carnes vastas como el cerdo se despreciaban, y los sabores agridulces se imponían, así como se imponían los buenos vinos borgoñeses o los vinos de Champagne. Todos los cocineros conocían a la perfección las exigencias gastronómicas del Rey y preferían morir antes de no satisfacerlas. F. Vatel, encargado un día de preparar una comida en honor del Rey, se suicidó en Chantilly: la marea había impedido traer los alimentos a tiempo.

 

 La muerte de Luis XIII

Después de la muerte de Luis XIII, quien falleció solo unos meses después que Richelieu, debió sucederle su hijo Luis XIV . Sin embargo, como el futuro monarca solo tenía cinco años, Ana de Austria, su madre, designó como jefe del Consejo al cardenal Giulio Mazarino, protegido de Richelieu. Se trataba de un italiano de condición humilde ya que su padre había sido mayordomo en Roma al que sus enemigos llamaban el ruin de Sicilia. Hombre de gran cultura, que amaba los objetos de arte , también amante de la opera. Tenia un mono como mascota. Había sido secretario del cardenal Richelieu.  Tenia ávida pasión por la caza.   Ana luego de enviudar  se mudo con sus hijos al Louvre.  Ana estudio atentamente al cardenal hasta que lo hizo llamar al palacio y le invito a que le ayudase a gobernar Francia con ella.  Con el tiempo fue primer ministro y presidente del consejo del rey , también capitán de los castillos Fontainebleau y Vincennes. Tenia acciones de una compañía ballenera, era dueño de varias naves de carga y comercializaba el corcho y el coral además de comercializar otros artículos.  Atesoraba sus ganancias en Oro y brillantes y en obras de arte que encerraba en el castillo de Vincennes. Entre ellos había adquirido una Venus de Tiziano. E5ra dueño de la mejor biblioteca de Francia. También era experto numismático.

Se sospechó que Ana contrajo matrimonio secreto con el cardenal Giulio Mazarino (aunque nunca se pudo aportar documentación alguna que lo probara, pese a que algunos indicios así lo indicaban).

 

cardenal Giulio Mazarino

Al llegar Luis XIV a su mayoría de edad (13 años), en 1651, ascendió al trono y las actividades políticas de Ana de Austria fueron considerablemente reducidas, aunque su preponderancia continuó dejándose sentir mientras vivió Mazarino. A la muerte de éste (1661), Luis XIV asumió todo el poder y la reina se retiró a un convento donde falleció el 20 de enero de 1666.   Sus restos mortales recibieron sepultura en la cripta de la catedral de Saint Denis de París, siendo expoliados años más tarde por los revolucionarios franceses que, sin ningún miramiento ni respeto, los esparcieron en un vertedero público. A pesar de ello, su recuerdo permaneció imborrable en el sentir popular de Francia, aquel país al que tanto amó.

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Ana_de_Hasburgo"

 

Ana de Austria y sus hijos Luis XIV y Felipe

 

Como Ana de Austria fueron conocidas:

HECHOS CURIOSOS

    Se cuenta que Ana de Austria dio a luz a gemelos en 1638. Uno de ellos fue Luis XIV y el otro desapareció en cautiverio. La máscara usada por el prisionero misterioso no era de hierro, como se le mostró en una película, sino de terciopelo negro. Casada niña y por poderes con Luis XIII de Francia, tuvo como enemigo acérrimo al cardenal Richelieu en un París cuajado de intrigas. Pero con su carisma también supo ganarse el cariño de sus súbditos e imponer el chocolate bebido en las cortes europeas del siglo XVII. Se sostiene que Luis XIV fue hijo natural de Ana de Austria y de Julio Mazarino (cardenal). Doña Ana al quedar viuda de Luis XIII contrajo matrimonio secreto con Mazarino, el hombre de estado hasta la mayoría de edad de Luis XIV. La sucesión legítima de Luis XIII y Ana de Austria es la continuadora de Felipe, duque de Orleans, hermanastro del supuesto Luis XIV.

 

 

 
 

 

 

 

 


Todas las imágenes e información aquí publicados han sido obtenidas de Internet, todas pertenecen a sus creadores. Si en algún momento algún autor, marca, etc. no desean que estén aquí expuestas, ruego nos contacten  para poder tomar las medidas oportunas. Si alguno de sus autores desea que sean retirados le ruego que me lo comunique por e-mail, no pretendemos aprovecharnos de sus trabajos, solo darlos a conocer. En cualquier caso, si podes aportar  alguna información de interés,  lo podes enviar vía e-mail para ampliar información.